La Romana es escenario permanente de muertes violentas, torturas y sicariato

La Romana es la provincia donde se ejecutan la mayor cantidad de crímenes atroces, torturas y la violencia en su máxima expresión atribuida al narcotráfico y al sicariato.

Y es que esta provincia es el centro de la Región Este donde operan los principales cárteles de las drogas y banda de sicarios.

El hallazgo ayer de tres cuerpos, dos quemados dentro de una yipeta y otro acribillado a tiros en Batey Cacata, se suman a una larga lista de muertes por torturas, parecidas a las escenas de las narco-novelas colombianas.

En el mismo batey y para el 2010 fue asesinado con características parecidas Alfredo Rodríguez, conocido como Niño Pata de Palo o Niño La Fragancia, y Juan Arturo Donastorg. Sus cuerpos, llenos de balas, fueron encontrados en el interior de una yipeta Lexus.

En la zona operaba y fue arrestado Kelvin Fernández Flaquer (alias Coto), se le atribuye haber participado en varios casos de sicariato, secuestros y torturas.

En su historial figura secuestrar y torturar a Antonio Juan Farías, con una plancha caliente y le metieron la cabeza en una funda plástica transparente, amarrada con cinta adhesiva para provocarle asfixia y le apuñalaban una pierna.

Luego de eso, lo montaron en una camioneta y lo llevaron a su casa, donde amenazaron a la esposa y empleados para presionarlos por la entrega de un dinero fruto de una transacción de droga

También se conocen casos tan sonados como los asesinatos dirigidos por Juan Félix Cordero Febles (Copelin), quien también sucumbió víctima de la violencia.

Está pendiente el caso de Salomón Eusebio Rosario (El Piki), preso en Colombia y a quien se le atribuyen más de una veintena de muertos en La Romana.

Conforme a las estadísticas de Interior y Policía,  para el 2010 La Romana ocupaba el puesto número cuatro en muertes asociadas al narcotráfico.

Hasta esa fecha, las estadísticas indicaban que esa provincia acumulaba 270 personas ejecutadas por presuntos sicarios o baleadas en refriegas entre bandas de vendedores de drogas.

En esa jurisdicción están abierto los casos de dos sindicados duros del narcotráfico que son: Winston Rizik, quien guarda prisión en Monte Plata y Pascual Cabrera Ruiz, al que no le ha podido conocer medida de coerción en tres meses por dirigir, desde la prisión,  una banda de sicarios. Cinco jueces de La Romana se han inhibido y no se han atrevido a conocerle la coerción.

A estos personajes las autoridades los sindican como “las dos principales cabezas de violentas bandas de narcotraficantes”, a las que se les atribuye más de un centenar de asesinatos por los enfrentamientos entre sí.

El otro sindicado como importante capo de la ciudad es Gregorio Vilorio Pérez, conocido como Darío Gasolina, a quien las autoridades vinculan a numerosos casos de narcotráfico, incluyendo a la sonada matanza de Paya, proceso en el que fue excluido tras colaborar con el Ministerio Público, pero que por continuar en sus andanzas ha recibido una orden de captura.

Estos dos bandos son remanentes de la leyenda del narco con raíces en La Romana, Antonio del Rosario  Puente, conocido como Toño Leña y José David Figueroa Agosto, extraditado a Estados Unidos y del que hoy se dice, fungía en República Dominicana como un agente encubierto de la DEA.

,

marbete impuestos internos dgii
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias