Autoridades dominicanas detienen y extraditarán a francés buscado en su país

Las autoridades de la República Dominicana, apoyadas por el Departamento de Cooperación Internacional de Francia detuvieron en Puerto Plata, norte del país, a un ciudadano francés acusado de estafa en banda organizada, blanqueo de capitales y usurpación de identidad.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) informó este jueves sobre la detención de Robert Philipe Moulis, de 63 años, llevada a cabo con la coordinación del Ministerio Público en el municipio Cabarete-Sosua, provincia Puerto Plata, mediante un operativo de seguimiento y búsqueda.

La Suprema Corte de Justicia dominicana había emitido emitió una orden de detención atendiendo una solicitud de las autoridades francesas, que requieren a Moulis para ser juzgado ante el Tribunal de Gran Instancia de París.

La nota indica que se solicitó la extradición del francés para que responda por varios delitos, entre ellos estafa en banda organizada, blanqueo de capitales con agravante, usurpación de identidad y asociación de malhechores, según el acta de acusación.

La información indica que el extranjero estaba prófugo de la justicia francesa desde hace varios meses y, tras una labor de investigación conjunta, fue capturado en el país caribeño.

El detenido será extraditado en los próximos días, según lo establecido en la Ley General de Migracion, que estipula que no serán admitidos en territorio dominicano aquellos extranjeros que tengan antecedentes penales.

El pasado mes de marzo, las autoridades del país detuvieron, también en Puerto Plata y con el apoyo del Departamento de Cooperación Internacional de Francia, a otro nacional francés buscado en su país por blanqueo de capitales, asociación de malhechores, usurpación y otros delitos.

La captura de ambos ciudadanos franceses es resultado de la coordinación y cooperación que mantiene la República Dominicana con otros países en la persecución y combate del delito transnacional.

Francia y la República Dominicana suscribieron en el año 2000 un tratado de extradición por el cual ambos países “se comprometen a entregarse recíprocamente a toda persona que encontrándose en el territorio de alguno de los dos estados, sea perseguida por una infracción penal o requerida para la ejecución de una pena privativa de libertad pronunciada por las autoridades judiciales del otro Estado como consecuencia de una infracción penal”.EFE

Comparte tu opinión

N Digital•Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias