Grupos religiosos y la oposición paraguaya claman la destitución del presidente

 Grupos religiosos, la izquierda paraguaya y colectivos estudiantiles se manifestaron este domingo a las puertas del Congreso para exigir la destitución del mandatario Mario Abdo Benítez y del vicepresidente, Hugo Velázquez, por su gestión en la polémica acta energética de Itaipú, suscrita con Brasil.

Al grito de “el pueblo unido jamás será vencido”, los manifestantes clamaron a favor de un juicio político contra las dos máximas autoridades del país, en lo que consideran una “causa nacional” que tiene que unir a todos los colectivos sociales.

La céntrica plaza de Armas de Asunción se tiñó con los colores rojo, blanco y azul de la bandera paraguaya, que los protestantes enarbolaron para clamar contra las negociaciones sobre la potencia energética de la presa de Itaipú, que consideran una afrenta a la “soberanía nacional”.

La concentración fue promovida por monseñor Melanio Medina que instó a sus fieles a reunirse frente al parlamento paraguayo en una convocatoria en la que no contó con el apoyo de la Conferencia Episcopal.

“Este no es un acto político, este es un acto de causa nacional”, justificó a Efe el obispo, minutos antes de dirigirse a los jóvenes congregados en la plaza.
Medina acusó a Abdo Benítez y a Velázquez de estar al tanto de las negociaciones con Brasil y exigió una investigación para esclarecer su participación en el polémico acuerdo energético.

“La reflexión es para decir que se investigue bien en forma el hecho ocurrido. El secretismo no puede quedarse ahí, tiene que saberse en qué consistió y los culpables tienen que ser sancionados”, agregó.

La convocatoria fue respaldada por el Frente Guasu, la formación de izquierdas liderada por el expresidente, Fernando Lugo (2008-2012), que también apoya el inicio de un juicio político.

En ese sentido, el senador Carlos Filizzola reclamó “impunidad cero” en las investigaciones sobre la contratación de potencia de la presa de Itaipú y acusó al presidente paraguayo de “ocultar información a la ciudadanía”.

“Han incurrido en mal desempeño de sus funciones que está estipulado en la Constitución Nacional y tienen que ser destituidos en juicio político”, agregó.
Filizzola se mostró abierto a mantener contacto con todos los grupos políticos, incluida la facción Honor Colorado del expresidente Horacio Cartes, con el objetivo de lograr la mayoría de dos tercios necesaria para la destitución.

“Estas movilizaciones van a forzar a que podamos tener, a lo mejor en no mucho tiempo, los votos necesarios para el juicio político al presidente y al vicepresidente”, agregó.
A la concentración también se sumaron en segunda línea otros representantes de la oposición paraguaya como el presidente del Partido Liberal, Efraín Alegre, o el senador de Cruzada Nacional, Payo Cubas.

La movilización se ha producido un día antes de que los partidos de la oposición vayan a formalizar en el Congreso la petición de juicio político para ambos mandatarios.
Para paliar las críticas, el Gobierno paraguayo acordó con Brasil este jueves la anulación del acuerdo energético y anunció cambios en el consejo de administración del lado paraguayo de Itaipú.

La mayor crisis política del actual Gobierno se ha saldado hasta la fecha con cinco dimisiones de altos cargos, entre ellos el ministro de Exteriores, Luis Alberto Castiglioni.

2019-05-03_14-30-03
fdbpn728x90
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias