Debate sobre armas de fuego en los Estados Unidos

Los últimos acontecimientos violentos en lugares públicos en USA han levantado un mar de voces exigiendo acción al respecto. Los proponentes del control de armas, no son los únicos que han activado sus equipos de relaciones públicas y prensa; la Asociación Nacional del Rifle (NRA) también enfila sus tropas para lo que se ha convertido en rutina luego de estos eventos; el debate sobre armas de fuego, quien puede adquirirlas y quien no; cuales armas deberían sacarse del mercado común y cuáles pueden seguir al alcance de la población general.

La 2da. enmienda a la constitución de los Estados Unidos, contenida en la llamada carta de derechos, vigente desde el 15 de diciembre de 1791, reza: ¨Siendo necesaria una milicia bien organizada para garantizar un estado libre, no se violará el derecho de el pueblo a poseer y portar armas¨. Siendo este el principal argumento de los fabricantes, distribuidores y aficionados de las armas de fuego representados por la NRA, que procura no se establezcan restricciones para adquirir un arma en dicho país.

Los opositores a esta postura como el expresidente Barack Obama, postulan que el espíritu de la norma no es habilitar a cualquier persona con la capacidad letal que las armas disponibles en el mercado actual proporcionan; afirma que los padres fundadores de esa nación nunca estuvieron en la situación que se encuentra la sociedad estadounidense el día de hoy, por lo que no deberían usarse como pieza para oponerse a una reforma.

Ronald Honberg, asesor principal en políticas públicas para la Asociación Nacional de Enfermedades Mentales, quien ha testificado frente al congreso de nuestros vecinos del norte; acerca de la implementación de ¨leyes de bandera roja¨ en relación a este tema; propone un grupo de medidas que regulen el acceso y la posesión de armas, poniendo el foco en el registro de salud mental, record criminal, órdenes de alejamiento y otros factores que califica de alto riesgo al momento de depurar a quien trata de comprar o se encuentra en posesión de un instrumento creado para quitar vidas. Los críticos de estas medidas replican que no se cuenta con las estructuras necesarias para la implementación de las mismas, lo que derivaría en errores que pudieran infringir derechos amparados por la constitución.

Hasta el momento 17 estados han aprobado ¨leyes de bandera roja¨, 4 estados las tienen a nivel de anteproyecto de ley, y 29 ni siquiera han sometido iniciativas para discutir las mismas. las recientes presiones que acosan a la casa blanca, han impulsado al presidente Trump a animar la consideración de estas leyes, lo cual ha sido evidente en los nuevos empujes de senadores republicanos para la aprobación de una ley nacional de banderas rojas en relación al derecho a portar y poseer un arma en los Estados Unidos.

Por:Fausto Andrés Báez

@FaustBaez

 

2019-05-03_14-30-03
fdbpn728x90
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias