Nueve mujeres acusan a la súper estrella de la ópera Plácido Domingo de acoso sexual, según AP

Nueve mujeres que pertenecen o han pertenecido al mundo del arte y espectáculos han acusado a la súper estrella de la ópera Plácido Domingo de acosarlas sexualmente en encuentros que tuvieron lugar a lo largo de sus carreras profesionales a partir de los años Ochenta, según una investigación de The Associated Press.

La agencia de noticias relata que Domingo, famoso tenor de origen español, intentó supestamente presionar a mujeres para que entablaran relaciones sexuales con él, prometiendo empleos y en ocasiones tomando represalias contra las carreras de las que rechazaban sus proposiciones, de acuerdo a los testimonios que recogió.

Ocho cantantes y una bailarina acusaron al artista, actualmente director de la Ópera de Los Ángeles, de acoso sexual. Otra media docena de mujeres afirmó que Domingo les hizo proposiciones sexuales que las pusieron incómodas. Y “casi tres docenas” de otros profesionales del mundo de la música aseguraron que observaron comportamientos inapropiados por parte del tenor, según AP.

La mezzosoprano Patricia Wulf, que cantó con Domingo en la Ópera de Washington, es la única de las nueve acusadoras que accedió a difundir su identidad. Las demás solicitaron anonimato, indicando que o bien siguen trabajando en el sector y temen represalias o temen ser humilladas e incluso acosadas públicamente.

“Cada vez que bajaba del escenario, estaba entre bambalinas esperándome”, aseguró Wulf. “Se pegaba a mí, todo lo cerca que podía, ponía su cara directamente junto a la mía, bajaba el tono de voz y decía: ‘Patricia, ¿tienes que irte a casa esta noche?’”. Ella lo rechazaba, pero Domingo no cesaba en sus proposiciones, señaló, y dijo que llegó un momento en que hasta se escondía de él.

Una de las acusadoras que pidieron anonimato dijo que el tenor metió la mano debajo de su falda. Tres aseguraron que forzó besos en la boca en un vestuario, una habitación de hotel y una comida de trabajo.

“Una comida de trabajo no es rara”, dijo una de las cantantes. “Pero que alguien intente agarrarte la mano durante una de ellas sí lo es. O que te ponga la mano en la rodilla. Siempre te estaba tocando de alguna manera, y siempre besándote”.

Dos de las nueve mujeres que acusaron de acoso a Domingo, que tiene 78 años, aseguraron que cedieron a sus proposiciones porque creyeron que no podían poner en peligro sus carreras rechazando al hombre más poderoso del mundo de la ópera. Una de ellas aseguró que tuvo relaciones sexuales con él dos veces, tres años después de conocerlo y tras sufrir muchas presiones por su parte.

Los testimonios de las presuntas víctimas muestran patrones muy similares de comportamiento por parte de Domingo. Según relataron, el artista contactaba con ellas de forma persistente, a menudo, llamando repetidas veces a su casa por la noche, expresaba interés en sus carreras y las invitaba a reunirse con él en privado con el pretexto de ofrecerles consejo profesional.

Ninguna de ellas pudo ofrecer documentación o mensajes telefónicos, pero AP habló con “muchos colegas y amigos a los que habían hablado del tema”, según explica la agencia. Además, verificó de forma independiente que las mujeres trabajaban donde dijeron y que Domingo coincidió con ellas en esos lugares.

CARRERAS AMENAZADAS

Siete de las nueve personas que hablaron con AP sostuvieron que sintieron sus carreras fueron perjudicadas tras rechazar las proposiciones de Domingo. “Varias”, dice la agencia de noticias, dijeron que aunque trabajaron con otras compañías, nunca volvieron a ser contratadas para trabajar con él.

“Utilizó su poder, acechó a mujeres, puso a mujeres en posiciones vulnerables. Hay gente que se ha quedado fuera del negocio y se ha visto expulsada solo por someterse o no someterse a él”, dijo una de ellas. “Lo que hizo está mal”, comentó.

El conocido cantante de ópera emitió un comunicado en el que afirmó que “las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan a hasta hace 30 años, son profundamente preocupantes, e inexactas tal como se describen”, indicó.

“Aun así, es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones. Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas”, prosiguió el tenor

“Sin embargo, reconozco que las normas y estándares por los que se nos mide hoy, como debe ser, son muy diferentes de lo que eran en el pasado”.

marbete impuestos internos dgii
Print
pasorapido
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias