Tras 17 horas de operación cirujanos salvan hombre que se cortó la mano con motosierra en Londres

Cirujanos en Londres lograron salvar  milagrosamente a un hombre que  se cortó la mano con una motosierra cociéndola a la ingle tras una operación épica de 17 horas.

Anthony Lelliott, de 46 años, estaba cortando tablas del piso cuando se cortó la mano en dos lugares con la sierra eléctrica.

Los médicos del hospital St George en Tooting, en el sur de Londres, sujetaron la mano a la ingle de Anthony durante dos semanas para ayudar a que la piel volviera a crecer.

El cirujano plástico Roger Adlard, que estaba de guardia cuando llevaron al Sr. Lelliott al hospital, dijo que la lesión fue “probablemente la amputación más compleja” que haya operado.

Su mano había sido cortada casi por completo en la base de su palma y justo debajo de sus dedos.

Después de reparar sus huesos rotos, los médicos recolectaron injertos de nervios y venas de su antebrazo y pie respectivamente, usándolos para cerrar las brechas a través de sus heridas.

“Hay muchos cirujanos que, una vez que hayan visto ese nivel de lesión, pensarían que no se puede salvar”.

Lelliott, quien es de Walton-on-Thames, Surrey, dijo que perdió mucha sangre en la escena y que no recuerda mucho sobre el accidente con la sierra.

Añadió: “No sé si mi cerebro me estaba jugando una mala pasada, pero fue como una experiencia fuera del cuerpo; pude ver lo que había hecho”.

“Había sangre brotando por todas partes”.

Después de trabajar toda la noche para realizar la operación que salvó la mano de Lelliott, los médicos notaron que su dedo medio tenía poca estabilidad o sensación ósea y decidieron sacrificarlo y usar el hueso y la piel para ayudar a reconstruir su palma.

Sin embargo, como todavía no había suficiente piel para cubrir su palma, los médicos le cortaron un colgajo de piel en la ingle y le cosieron la mano, dejándola pegada durante dos semanas.

Luego cuando la piel de su ingle creció con nuevas raíces al lugar donde se había transferido a la mano del señor Lelliott, los médicos la liberaron.

Después de trabajar con terapeutas, desde entonces recuperó algo de movimiento y sensación en la mano.

El Sr. Lelliott dijo que recibió una atención “fantástica” y agregó: “Las palabras no pueden describirlo porque esperaba despertar sin una mano”.

“Es realmente increíble, estoy muy agradecido”.

marbete impuestos internos dgii
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias