Mundial de baloncesto: Brasil vence a Nueva Zelanda

Leandrinho Barbosa de Brasil.

Los ‘viejos rockeros’ nunca mueren, y la selección brasileña lo demostró en su estreno mundialista al servirse de veteranos como Álex García, Leandrinho Barbosa y Marquinhos Vieira para doblegar a una voluntariosa Nueva Zelanda (94-102), que aguantó hasta el tercer cuarto.

Los 22 puntos de Leandrinho a sus 36 años, los 14 de Álex García, que cuenta 39 primaveras (12 de ellos en el parcial 12-28 del tercer cuarto, clave para la victoria) y los 12 de Marquinhos, con 35 años, fueron clave en un partido en el que el joven pívot Cristiano Felicio, de 27 años, aportó 7 puntos y 13 rebotes, y otro ilustre, Anderson Varejao (36 años), añadió 8 capturas.

Nueva Zelanda, que ofreció un baloncesto atrevido, de transiciones rápidas y acierto hasta que se nubló su juego en el tercer cuarto, tuvo al escolta Corey Webster como gran agitador (19 puntos), con momentos del ala-pívot Isaac Fotu (16 puntos, 3 rebotes) y un ‘doble-doble’ de Rob Loe (11 puntos y 10 rebotes).

Como advirtiendo que el duelo no sería fácil para el combinado suramericano, los ‘Tall Blacks’ dedicaron a sus rivales una ‘haka’ neozelandesa antes del inicio, recibida con silencio en el pabellón durante la interpretación de esta danza guerrera.

Una exhibición de fuerza tribal para un inicio de partido de altísimo ritmo y carreras de aro a aro, en el que nadie dominaba y se lucían los pívots, el brasileño Varejao y el neozelandés Fotu, corriendo al bloqueo y continuación pero sin generar ventajas para nadie, con un 20-21 al cierre del primer cuarto.

Los ‘Tall Blacks’ trataron de desmarcarse con dos triples seguidos de Corey Webster (34-29, min. 13), ventaja efímera deshecha por un triple del brasileño Vitor Benite y una carrera de Marquinhos.

La dinámica se repitió varias veces: estirón neozelandés -casi siempre de la mano de Corey Webster, que llegó al descanso con 17 puntos y 50% en triples- e igualada brasileña, para un justo 50-50 al descanso.

La misma tendencia continuó tras el descanso, con Nueva Zelanda llevando la iniciativa en el marcador y Brasil recortando las efímeras distancias oceánicas gracias al talento de Álex García, hasta entonces ausente del juego, pero que fue el encargado de convocar a los ‘viejos rockeros’ brasileños.

Una canasta de García y dos triples de Marquinhos y Leandrinho dieron a Brasil su primer parcial favorable (58-63, min, 26), que dio la sensación de ser algo más serio, lo que llevó al técnico neozelandés Paul Henare a parar el partido con un tiempo muerto.

De mucho no sirvió, porque una buena defensa y un triple de Álex García incrementó la distancia a los ocho puntos, y Rafa Luz terminó de cimentar el parcial con una bandeja y triple seguidos que llevaban la renta a los dos dígitos (60-71, min. 28). De nuevo García, en combustión este cuarto, y Leandrinho pusieron la máxima diferencia al cierre del tercer parcial: 62-78.

Brasil ya tenía el partido donde quería y se encomendó a Leandrinho y Luz para asegurar el duelo, aunque las imprecisiones brasileñas permitieron a Nueva Zelanda acercarse a ocho puntos con 1,32 para el final (85-93) con un triple de Rob Loe y una bandeja de Corey Webster, que no había anotado desde su fantástico segundo cuarto.

Lo paró Aleksandar ‘Aza’ Petrovic, el técnico croata de Brasil, en un tiempo muerto en el que incluso Rafa Luz llegó a tomar la pizarra, al que siguió una canasta de Caboclo, pero los ‘Tall Blacks’ vendieron caro su pellejo.

Tom Abercrombie, con un 2+1, puso a los suyos a 6 (92-98) a 30 segundos del final, pero una antideportiva de Rob Loe sobre Didi Lozada rompió el último intento neozelandés (94-101) y certificó la primera victoria de Brasil de la mano de sus ‘viejos rockeros’.

marbete impuestos internos dgii
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Te puede interesar  Se registran más de un millón casos dengue en Brasil en primer semestre del año
Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias