Grupo Corripio niega acusaciones en su contra

El Grupo Corripio negó total y absolutamente las acusaciones vertidas por la empresa Transvas, S.R.L de que habría incurrido en lavado de activos y otros ilícitos en las negociaciones con la empresa Cementos Andino, que opera en Pedernales.

Mediante acto de alguacil enviado a medios de prensa, el Grupo Corripio negó las acusaciones fundamentadas mediante los actos número 886 y 887 notificados por el ministerial Pablo Ogando Garcia, alguacil ordinario del Segundo Tribunal Colegiado del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en fechas 26 y 27 del mes de agosto del 2019, respectivamente, a requerimiento de la sociedad comercial.

El grupo empresarial explicó que su participación en la cementera se  produjo luego de que Cementos Andino Dominicanos e Ideal Dominicana obtuvieron del gobierno la concesión y el Puerto de Cabo Rojo donde instalaron una fábrica de cemento.

Explicó que para poder desarrollar sus actividades comerciales, ambas sociedades obtuvieron préstamos del Banco de Reservas y del Banco BHD-León, poniendo en garantías la mina, el Puerto de Cabo Rojo y la fábrica de cemento, pero tuvieron dificultades para honrar sus obligaciones y esos bancos decidieron ejecutar los activos que les habían sido dados en garantía.

“Para evitar esa ejecución y poder inclusive pagar el pasivo laboral que comprendía varios meses de salario de sus trabajadores, Cementos Andino Dominicanos e Ideal Dominicana solicitaron el concurso del Grupo Corripio, el cual con la intención de contribuir al desarrollo de la zona fronteriza y fortalecer el fomento de la economía nacional apoyando la generación de empleos, pago la deuda a los bancos y cubrió el pasivo laboral, por lo cual recibió las mismas garantías que tenían los bancos mencionados”,  indicó el grupo que lidera el empresario José L Corripio.

Manifestó que más de año y medio después y ante la falta de pago, en interés de recuperar su inversión, el Grupo Corripio se vio obligado a ejecutar las garantías que había recibido, pero sin adquirir las empresas, ni sus acciones.

Agregó que a casi dos años después y a pesar de que la mayoría del pueblo de Pedernales tiene sus esperanzas cifradas en la reanudación de los empleos, la fábrica de cementos, la mina y el Puerto de Cabo Rojo, no han podido operar debido a las dificultades legales presentadas por la sociedad Transvas,  la cual pretende cobrar supuestas deudas al Grupo Corripio que fueron alegadamente contraídas por Cemento Andino Dominicanos e Ideal Dominicana.

 “Luego de llevar a los tribunales civiles sus pretensiones y ver que las mismas no tenían los resultados esperados, Transvas se ha dedicado a difamar e injuriar al Grupo Corripio haciendo falsas imputaciones de violaciones legales contra sus empresas y directivos, pretendiendo obtener el pago de su alegado crédito mediante procedimientos distorsionados y ofensivos”, indicó.

El Grupo Corripio también argumenta que la sociedad dominicana es consciente que durante los 102 años de ejercicio de actividades comerciales, “jamás ha dejado de honrar sus obligaciones, ni se le ha ligado a ninguna actividad ilícita, por lo que cualquier aclaración al respecto resulta innecesaria”.

marbete impuestos internos dgii
pasorapido
2019-05-03_14-30-03

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias