El Ejército llega al quinto municipio más afectado por los incendios en Brasil

 Apuí, Brasil.- Unos 800 miembros del Ejército brasileño llegaron este miércoles a Apuí, municipio en el sur del estado de Amazonas y uno de los más afectados por los incendios forestales que se multiplicaron este año en la Amazonia, para iniciar una operación de combate a los focos de fuego en la región.

Los militares fueron enviados desde el Batallón 54 de Infantería de Selva del Ejército, con sede en Humaitá, municipio a unos 691 kilómetros de Manaos, la capital de la Amazonas, y se instalaron hoy en un campamento improvisado en este pequeño y aislado municipio en medio de la Amazonia.

Los soldados recibieron este mismo miércoles un rápido curso de capacitación en el combate a los incendios forestales por parte de instructores del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (IBAMA) y tienen previsto iniciar el viernes una ostentosa operación contra los focos de fuego que persisten en este municipio.

Apuí ha registrado este año, hasta el 3 de septiembre, 2.032 incendios forestales, un número en un 145 % superior al del mismo período de 2018 (829), lo que lo ubica como el quinto municipio más afectado por los focos de fuego este año.

En número de incendios este año tan sólo es superado por los municipios de Altamira (3.007), Sao Felix do Xingú (2.560), Corumbá (2.544) y Porto Velho (2.465), en los que las Fuerzas Armadas ya operan desde hace más de una semana.

La participación de las Fuerzas Armadas en el combate a los incendios en la Amazonia fue ordenada por Bolsonaro el pasado 30 de agosto luego de que el significativo salto del número de focos de fuego en la mayor selva tropical del mundo generara una alerta mundial.

En la operación de combate a los incendios en Apuí también participan hombres de la Secretaría de Medio Ambiente de Amazonas, del Instituto de Protección Ambiental de Amazonas, del Cuerpo de Bomberos regional, de la Defensa Civil y de la Secretaría Pública de Amazonas.

La distribución de funciones en la operación especial en Apuí fue decidida en una reunión que los responsables por los diferentes órganos tuvieron el martes en Humaitá, según afirmó el jefe del Departamento de Gestión Ambiental y Territorial de la Secretaría de Medio Ambiente de Amazonas, Giuliano Piotto.

“Este momento aún es de planificación estratégica y de desplazamiento de los efectivos a los municipios en que la situación está más crítica”, explicó el funcionario.

Pero a partir del viernes, agregó, será iniciada una intensa operación que incluirá el uso de dos helicópteros del Ejército equipados para arrojar grandes volúmenes de agua sobre los focos de fuego, así como drones para identificar los locales más afectados.

De acuerdo con la gobernación del estado de Amazonas, el apoyo del Ejército en el combate a los incendios permitió que, tras los números récords de agosto, el número de focos de fuego en los primeros cuatro días de septiembre se redujera en un 24 % en la región en la comparación con el mismo período del año pasado.

La gobernación informó igualmente que el 44 % de los incendios en Amazonas está concentrado en áreas de preservación ambiental y en reservas indígenas.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que mide los incendios a partir de imágenes de satélite, los focos de fuego en la Amazonia brasileña en agosto sumaron 30.901, casi tres veces los registrados en el mismo mes del año pasado.

Se trata del mayor número para este mes desde 2010 y que supera en un 196 % los 10.421 focos de incendios contabilizados en agosto del año anterior.

Especialistas apuntan a que los incendios en esta época del año son previsibles por causas naturales como la fuerte sequía y las altas temperaturas en la región norte del país, pero que el fuego viene aumentando por la deforestación y la mano incendiaria del hombre.

La situación alertó a la comunidad internacional y concitó las críticas contra el presidente brasileño por su falta de reacción inmediata ante los incendios y su discurso siempre a favor de la explotación agropecuaria y minera en la Amazonia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llegó a advertir que su país podría retirar el apoyo al acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) anunciado en julio si Bolsonaro no respeta los compromisos ambientales del país, que incluyen el combate a la deforestación en la Amazonia.

2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Te puede interesar  Fiscalía de Brasil denuncia a Lula y a su hermano en nuevo caso de corrupción
Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias