Prima del padre de Gabriel asegura Quezada siempre “estaba pendiente” de Ángel

Una prima de Ángel Cruz, padre del niño Gabriel Cruz, ha manifestado hoy que Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del pequeño de 8 años, estaba “siempre pendiente” del hombre, que cuando se produjo el crimen era su pareja sentimental.

“En aquel momento no sabía su relación de pareja, pero sí me llamó la atención que estaba presente constantemente. Luego, tras la aparición de la camiseta lo noté mucho más”, ha dicho durante su testificación ante el jurado popular que enjuicia a Quezada.

Ha sostenido que la acusada decía que “Gabriel iba a aparecer, siempre hacía referencia a que había sido un secuestro y que cuando la gente se normalizara nos iban a pedir un rescate”.

Ana Julia Quezada admite que mató al niño español de 8 años, pero de forma accidental

En este sentido, ha apuntado que la investigada “no se ocultaba en las cámaras. Siempre estaba encima de Ángel y siempre era protagonista”.

Te puede interesar  Ana Julia Quezada pide perdón a toda España y a Dios por la muerte del niño Gabriel

“Los primeros días nos enfocamos en Ángel y Gabriel y, a partir de ese día, cambió mi foco, se centró en Ana. Hacía cosas que no eran normales. El día que tenía que ir a declarar no podía porque había tomado muchos calmantes, un día le dolía un pie y luego el otro. La llevamos al médico y eran rasguños”, ha relatado.

Por otro lado, sobre la finca en la que mató al niño y el lugar en el que estaba enterrado Gabriel, la testigo ha relatado: “Me dijo que apilara las maderas en el mismo sitio donde ya estaban apiladas. No entendía el motivo por el que ella quería ir sola a la finca de Rodalquilar. Eso me angustiaba”.

Hija de Ana Julia Quezada dice sentirse utilizada por su madre tras muerte niño de 8 años

De forma previa ha declarado un amigo de Ángel, la primera persona con la que Quezada contactó tras la desaparición de Gabriel.

Te puede interesar  España se prepara para ir nuevamente a elecciones, que serán las cuartas en cuatro años

“Vino a mi casa. Llegó a mi puerta. Eran las 17:30 o algo así. Me llegó diciendo que si había visto al niño que se había perdido. Después de saber lo que hay, yo la vi sin ningún nervio, como si no hubiera pasado nada. Me extrañó”.

marbete impuestos internos dgii
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias