La mayoría de los emprendedores cubanos aboga por normalizar nexos con EEUU

La mayoría de los emprendedores cubanos aboga por la normalización de las relaciones con EE.UU., que ha recrudecido su política hacia la isla con medidas restrictivas que han traído pérdidas a gran parte de los negocios privados en Cuba durante 2017 y 2018, revela este miércoles un estudio independiente.

El 73% de los trabajadores por cuenta propia consultados quiere volver a la etapa de “deshielo” bilateral impulsada por los expresidentes Barack Obama y Raúl Castro, indica una investigación realizada por Auge, una consultora privada radicada en el país caribeño que entrevistó a 126 “cuentapropistas” en La Habana.

Más del 80% de los encuestados aseguró que el endurecimiento del embargo y las recientes medidas restrictivas de la Administración del presidente Donald Trump afectan a sus negocios, golpeados por la sensible disminución en las llegadas de visitantes estadounidenses en los últimos dos años.

Los emprendedores cubanos también han percibido un aumento en las dificultades para importar productos y materiales para sus negocios y han visto interrumpidas las inversiones para abrir nuevos establecimientos o aumentar la capacidad de los ya existentes.

Te puede interesar  Trump anuncia subida de aranceles al 50 % al acero turco y descarta pacto

Tras el anuncio sorpresivo en diciembre de 2014 del restablecimiento de nexos bilaterales y la apertura oficial de embajadas en La Habana y Washington entre julio y agosto de 2015, ambos países vivieron un momento dulce en sus relaciones por primera vez en más de medio siglo de enemistad acérrima.

Lo que siguió fueron dos años de “normalización” en los que se sucedieron los contactos gubernamentales, aumentaron las visitas de ciudadanos estadounidenses a Cuba -aún bajo la prohibición de hacer turismo en la isla- y florecieron los negocios privados impulsados a su vez por las reformas económicas promovidas por Raúl Castro.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca inició el viraje en la política de EE.UU. hacia Cuba, relación que en la actualidad atraviesa una de sus etapas más delicadas debido a las nuevas presiones de Washington, que ha prohibido la entrada de cruceros a costas cubanas y persigue los envíos de crudo venezolano a la isla.

Según datos oficiales, entre abril de 2018 y marzo de 2019 las sanciones estadounidenses costaron 4.343 millones de dólares a Cuba, que sufre hoy la que podría ser una de las peores crisis energéticas desde los tiempos del “periodo especial” de la década de 1990, que el Gobierno cubano atribuye al embargo de EE.UU.

Te puede interesar  El 26 % de las universitarias de EE.UU. dice haber sido asaltada sexualmente

Este clima adverso, sumado al desabastecimiento endémico del país caribeño y su burocracia, ha dificultado aún más el crecimiento del sector privado cubano, que ya representa el 13% de la fuerza laboral en Cuba.

Entre los emprendedores entrevistados por Auge, agrupados en 27 de las más de 120 actividades permitidas, el 47% de los negocios con más de tres años de operación aseguraron que 2017 y 2018 han sido “sus peores años en cuestión de ventas desde que comenzaron”.

“Los cambios en la política no solo han ocasionado una disminución en los ingresos y número de clientes que reciben los negocios privados, sino que ha contribuido de manera general a crear un entorno desfavorable y pesimista para el desarrollo y crecimiento de todo el sector”, insiste el estudio.

Auge es una consultora privada que en los últimos cinco años ha asesorado a más de 50 proyectos de emprendimiento en áreas de marketing, estrategia y temas legales.

marbete impuestos internos dgii
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias