Equinoccio, inclinación de la tierra y calentamiento global provocan marejadas anormales en RD - N Digital

COVID 19

ActualidadNacionalesPortadaRedes

Equinoccio, inclinación de la tierra y calentamiento global provocan marejadas anormales en RD

La entrada del equinoccio (22 y 23 de septiembre), produce una ligera inclinación de la tierra que junto al calentamiento global y la temporada ciclónica se combinan para  producir marejadas anormales en diversos puntos costeros del país.

Omar Ramírez, ex director del Consejo Nacional para el Cambio Climático, indicó que por estas condiciones naturales y climatológicas fue que se produjeron oleajes fuera de cause en Playa Macao y Uvero Alto, en la provincia La Altagracia y otras localidades.

La entrada del equinoccio (22 y 23 de septiembre), produce una ligera inclinación de la tierra que junto al calentamiento global y la temporada ciclónica se combinan para  producir marejadas anormales en diversos puntos costeros del país.

Omar Ramírez, ex director del Consejo Nacional para el Cambio Climático, indicó que por estas condiciones naturales y climatológicas fue que se produjeron oleajes fuera de cause en Playa Macao y Uvero Alto, en la provincia La Altagracia y otras localidades.

“En cada estación y estamos entrando al otoño, la tierra cambia en 15 grados en su eje; esos movimientos hacen que hayan marejadas anormales. Estas son las primeras mareas otoñales e invernales que se dan de manera natural”, indicó Ramírez a N Digital..

Informó también que el mes de septiembre fue uno de los más calientes del planeta,  incidiendo en la atmósfera y por ende en la hidrosfera, alterando las olas.

“Ante esta situación, el mar tiene comportamiento que  pudiera salirse de su movimiento típico y aunque no está directamente relacionado al cambio climático, si es fruto del calentamiento global”, indicó.

Estas condiciones climatológicas están produciendo inundaciones consideradas anormales en todas las latitudes del territorio nacional.

Imágenes impactantes muestran como en Uvero Alto, provincia La Altagracia, el mar penetro hasta el área de arena de la playa, provocando alarma entre los presentes.

En Playa Macao, en el este del país, el mar irrumpió en establecimientos turísticos, viviendas y locales comerciales.

En Sosúa, Puerto Plata, al norte de la República, se produjeron gigantescas olas en el Océano Atlántico.

Mientras en Barahona, en el suroeste del país, ocurrieron inundaciones en gran parte de sus calles y la vía principal. Decenas viviendas y locales comerciales quedaron anegados. Muchos opinaron que no habían visto inundaciones de esa magnitud en muchos años.

También se produjeron oleajes anormales en las playas de San Rafael y Los Patos, llegando hasta los locales comerciales.

En Constanza, en la Cordillera Central, se produjeron inundaciones urbanas, fruto del desbordamiento del río Las Auyamas y otros afluentes.

En la Sierra de Bahoruco, en el sur profundo, se produjeron enormes charcos de agua repentinos en el sendereo que conduce al Hoyo de Pelempito.

Los equinoccios son los momentos del año en los que el sol está situado en el plano del ecuador celeste.  Ese día y para un observador en el ecuador terrestre,  el sol alcanza el cenit (el punto más alto en el cielo con relación al observador, que se encuentra justo sobre su cabeza, vale decir, a 90°).

Ocurre dos veces por año: entre el 19 y el 21 de marzo y entre el 21 y el 24 de septiembre de cada año.

Como su nombre indica, en las fechas en que se producen los equinoccios, el día tiene una duración aproximadamente igual a la de la noche en todos los lugares de la tierra.

Subscríbete al ABC del Día