Las bebidas para niños no cumplen con las recomendaciones de salud

Ninguna de las 34 bebidas endulzadas destinadas al público infantil cumple con las recomendaciones nutricionales de la Academia Americana de Pediatría (AAP), según encontraron investigadores de la Universidad de Connecticut. Los especialistas advirtieron que estos productos están cargados de azúcares y edulcorantes malsanos.

“Las bebidas endulzadas conforman alrededor de dos tercios de las ventas de bebidas para niños, en comparación con las mezclas de jugo 100% y agua”, señaló Jennifer Harris, directora de iniciativas de mercadeo del Centro de Políticas Alimentarias y Obesidad de la universidad, en Hartford y autora principal. Y agregó: “A los padres quizá les sorprenda enterarse que los pediatras, dentistas y otros expertos en la nutrición desaconsejan estas bebidas para los niños”.

Sin embargo, desde hace años, diferentes estudios identificaron a las bebidas endulzadas como una fuente importante de calorías en exceso para los niños. La AAP informa que los azúcares añadidos conforman un 17% de la ingesta calórica total de los niños y adolescentes, mientras que las bebidas azucaradas contribuyen a casi la mitad.

En el nuevo estudio, Harris y su equipo observaron solo los productos mercadeados a los niños, e ignoraron los refrescos, bebidas deportivas y tés helados, que se promueven a una audiencia más amplia. Identificaron 67 productos de 23 marcas diferentes, de los cuales más o menos la mitad utilizaban edulcorantes añadidos.

Por ejemplo, una porción de los jugos de frutas más vendidos: Capri Sun, Hawaiian Punch, Sunny D y Minute Maid Lemonade, ofrecía más del 50% de la cantidad diaria recomendada de azúcares añadidos para los niños.

Componentes peligrosos

Otro aspecto que llamó la atención de los investigadores es que dos tercios de las bebidas de frutas y las aguas con sabores endulzadas no contenían jugo de fruta en lo absoluto, y aquellas que tenían, apenas alcanzaban el 5%. Incluso el jugo de fruta 100%, que se supone que es más saludable, venía en envases que hacían que la bebida fuera potencialmente malsana para los niños.

La AAP recomienda que los niños de 1 a 3 años tomen como máximo 118 mililitros (ml.) de jugo puro de frutas al día, mientras que los de edad preescolar un máximo de 177 ml. “No necesitan jugo, pero si van a beberlo, deben hacerlo en cantidades limitadas”, planteó Harris.

Pero, la mayoría de las cajitas y bolsas de jugo 100% contienen más de 118 ml., incluso algunos productos superan los 177 ml. “Encontramos muy pocos productos que serían adecuados para niños menores de 3 años. La mayoría contienen más de lo que en realidad pueden beber”, aseguró Harris.

  • Envases que indiquen con claridad en la parte delantera si un producto contiene azúcares añadidos, además del porcentaje de jugo que contiene.
  • Impuestos estatales a las bebidas azucaradas.
  • Prohibir la publicidad de bebidas que contengan azúcares añadidos, dirigida directamente hacia los niños.

El problema de los envases

Los envases con frecuencia confunden a los consumidores, y tanto las marcas que ofrecen bebidas endulzadas como aquellas sin edulcorantes añadidos suelen usar nombres de sabores e imágenes de frutas similares.

Los investigadores observaron, por ejemplo, que alrededor del 85% de las bebidas endulzadas contienen imágenes de frutas en sus envases, pero solo un 35% tienen algo de jugo. “Los padres tienen que observar de cerca para darse cuenta qué contiene exactamente una bebida”, aconsejó Harris.

Y agregó: “No puede fiarse de la parte delantera del envase para saber qué hay en las bebidas. Hay que ver el panel de datos nutricionales saber qué ingredientes presenta”. Los investigadores también encontraron que las bebidas endulzadas se mercadean mucho a los niños. Los de 1 a 2 años ven el doble de anuncios de estos productos en comparación con alternativas más saludables.

La Asociación Americana de Bebidas (American Beverage Association, ABA), respondió al estudio en una declaración. “Las compañías de bebidas estadounidenses están de acuerdo en que es importante que las familias moderen el consumo de azúcar para garantizar un estilo de vida equilibrado y saludable, y que esto es particularmente así en los niños pequeños”.

Y añadieron: “Nuestras compañías siguen de forma estricta las directrices establecidas por monitores independientes que limitan el mercadeo de las bebidas para niños, como jugo 100%, el agua o bebidas lácteas, y regulan la publicidad en la televisión, radio y medios digital para confirmar el cumplimiento”, añadió la ABA.

Kristi King, vocera nacional de la Academia de Nutrición y Dietética (AND), también reaccionó al informe. “Quizá no sea lo que deseábamos ver, pero sin duda es útil que podamos usarlo para, con algo de suerte, crear un plan que ayude a la salud de los niños”, concluyó.

La Opinión

marbete impuestos internos dgii
Print
pasorapido
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias