Nadal, «dolido» por recibir «ataques injustificados y difamatorios»

Rafa Nadal ha salido al paso de las críticas recibidas por la puesta en marcha de la academia y el centro educativo que llevan su nombre en el municipio de Manacor. El número uno del tenis mundial envió una carta abierta a los medios de dicha localidad para expresar su “sentimiento de dolor y decepción”.

Nadal apuntó que “como a cualquier persona, me duele recibir ataques injustificados y difamatorios que lo único que pretenden es manchar mi nombre” y asegura que «podría extenderme con más situaciones que me he callado durante mucho tiempo, pero no me gusta entrar en determinadas polémicas. Solo quería expresar mi sentimiento de dolor y decepción”.

Las críticas se suman al supuesto trato de favor que recibió en el amarre de su yate en el Club Náutico de Porto Cristo, un hecho que el tenista niega: «A nivel personal, lo que más me ha dolido ha sido que el alcalde de Manacor (Miquel Oliver, de Mès-Esquerra) me haya acusado de ‘vivir al margen del municipio’ añadiendo que la manacorinidad se practica, no se verbaliza”.

Todo por Manacor

También señala que «quizá haya personas a las que no les gusta la manera con la que he llevado el nombre de Manacor por todo el mundo, pero creo que no cabe ninguna duda de que me he esforzado por hacerlo de la mejor manera posible y siempre he estado para lo que Manacor necesitase de mí».

Nadal recuerda que apoyó el proyecto del auditorio hace 7 años «de manera desinteresada y de corazón», del mismo modo que ayudó a la comarca recientemente por las inundaciones de octubre de 2018: «Con situaciones catastróficas y cuyo recuerdo sigue produciendo dolor tanto a la zona afectada como a personas muy cercanas a mí».

Pasa al ataque

El deportista recalcó que «Manacor y Porto Cristo lo son todo para mí: aquí vivo, entreno, tengo a mi familia, a mis amigos y es donde hago mi día a día» y no escondió que la Academia podría haberse llevado a cabo en varios lugares del mundo «en los que nos ofrecieron importantes beneficios y muchas facilidades. Pero siempre tuve claro que, aunque me supusiera un elevado coste económico, quería hacerla en mi casa, en Manacor».

Además, se defendió de las acusaciones afirmando que «me siento un privilegiado, ya que la mayoría parlamentaria consideró de manera democrática que este proyecto estratégico para Mallorca tendría mucha más fuerza si se realizaba mientras yo estaba en activo, ya que se multiplicaría la repercusión. Y siempre he estado agradecido por ello» y destaca que ha invertido «una parte muy importante» de su patrimonio en la Academia.

Esto le hace sentirse «muy feliz de que en ella puedan trabajar más de 300 personas, luchando todo el año por hacerla sostenible, algo complicado tratándose de una ciudad pequeña y con más dificultades de conectividad que nuestros grandes competidores internacionales».t

Detalla que en la academia se ha dado prioridad a adquirir productos y materiales de empresas locales y además beca a jóvenes promesas de Mallorca y ayuda a entidades deportivas y no deportivas locales.

Sus obligaciones

Sobre la ley que aprobó el Parlament balear en 2012 y que se modificó parcialmente en 2018 y las obligaciones que estipulaba (en concepto de aprovechamiento urbanístico, zona verde, un aparcamiento y costear una rotonda con el ayuntamiento) asegura: «Estoy y estaré encantado de cumplir con todas estas obligaciones, porque es mi deber como ciudadano».

«Se nos acusó el 12 de noviembre de no pagar el IBI o las tasas de basuras en la Academia, algo completamente falso, ya que los pagos correspondientes al IBI se llevaron a cabo en octubre nada más recibir el documento para hacerlo y el primer pago en concepto de la tasa de basuras en noviembre de 2017», afirma y detalla lo abonado.

Fuente: 20Minutos.es

2019-BANNER-RDE
Artboard1
securityforce

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias