Chile se despliega por mar y aire en busca del avión desaparecido en la Antártida

El operativo de búsqueda, afirmó, se prolongará al menos por 6 días, prorrogables a 4 más, y de ahí en adelante la decisión de continuar debe tomarla una autoridad superior. Foto EFE

Santiago de Chile .- Cuatro embarcaciones de Chile, una de Argentina y otra de Brasil se dirigen este martes a la zona del mar de Drake, entre el cabo de Hornos y la Antártida, donde el lunes desapareció un avión de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), para continuar las tareas de búsqueda de la aeronave siniestrada.

Así lo reconoció este martes el general Eduardo Mosqueira de la Cuarta Brigada Aérea desde Punta Arenas, unos 3.000 kilómetros al sur de Santiago, desde donde despegó el Hércules C130 desaparecido con 38 personas a bordo.

La aeronave, que despegó el lunes a las 16.55 horas (19.55 GMT) de la Base Aérea Chabunco de Punta Arenas (sur) y se dirigía a la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva, donde debía aterrizar a las 19.17 hora de Santiago (22.17 GMT), tenía una carga de combustible como para poder volar hasta las 00.40 hora local del martes (03.40 GMT del martes), cuando se le consideró «siniestrado».

El contacto radial se perdió a las 18.13 horas (21.13 GMT) del lunes, cuando el avión se encontraba a 700 kilómetros de Punta Arenas y a 500 kilómetros de su destino en la Antártida, y desde ese momento se inició el operativo de búsqueda.

Actualmente hay dos embarcaciones privadas navegando por las aguas del mar de Drake y un avión Hércules cedido por el Gobierno de Uruguay sobrevolando en círculos desde el punto en el que se perdió el contacto, indicó el general Mosqueira en una rueda de prensa desde la base de Chabunco.

Además de esas aeronaves, también se realizó el vuelo de un avión DHC-6 Twin Otter de la FACh para realizar el recorrido inverso al del avión desaparecido, también se mandó un avión de la aerovía regional DAP durante la noche para volar durante tres horas en el área.

Dos cazas F5 realizaron sobrevuelos en la madrugada sin registrar tampoco ningún avistamiento y desde entonces la aeronave cedida por Uruguay trabajó desde el aire sin resultado positivo, agregó el general de la FACh.

Asimismo indicó que las condiciones del vuelo del avión siniestrado eran adecuadas para el viaje, el cual realizaba a 24.000 pies (7.315 metros de altura) cuando se perdió el rastro.

En cuanto a la situación del mar de Drake, los dos buques privados que se encuentran en la zona indicaron que las condiciones son actualmente de olas de 4 a 6 metros.

En ese sentido, afirmó que el Hércules C130 era un avió que realizaba ese recorrido hacia la Antártida de forma habitual y que el piloto tenía experiencia en ese viaje y contaba con más de 2.000 horas de experiencia de vuelo.

El aparato, fabricado por la empresa estadounidense Lockheed Martin, fue adquirido por Chile en 2012 e incorporado a la FACh en 2015. Cuenta con cuatro motores turbohélices, una autonomía de 3.800 km y una capacidad máxima para 92 personas.

Mosqueira indicó que disponía de cuatro botes salvavidas para 20 personas cada una, suficiente capacidad para alojar a los 38 pasajeros a bordo, por lo que las tareas ahora se centran en encontrar supervivientes.

El operativo de búsqueda, afirmó, se prolongará al menos por 6 días, prorrogables a 4 más, y de ahí en adelante la decisión de continuar debe tomarla una autoridad superior.

En cuanto a la tripulación pertenece a la FACh al completo y de entre los pasajeros, 15 son de la FACh, tres son miembros del Ejército y tres son civiles: dos personas de la empresa de ingeniería Inproser y una persona de la Universidad de Magallanes.

La aeronave cumplía tareas de apoyo logístico y trasladaba personal para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva y para realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones de la zona.

[URIS id=39992]

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias