Pronto se podrá pagar simplemente mostrando la palma de la mano

Amazon está trabajando en un sistema de pago que permitiría abonar los productos simplemente pasando la mano por un escáner, según se indica en una publicación de The Wall Street Journal.

En la actualidad existen varias formas de pago digitales que se basa en código QR o NFC. Con esta novedad se podría hacer los pagos simplemente deslizando la mano por el sistema que validaría la identidad del usuario. La tecnología detrás es similar a la que se emplea para analizar la huella digital, sólo que en este caso se emplearía para analizar toda la palma de la mano.

El primer paso consistiría en vincular la palma de la mano con la tarjeta de crédito del usuario. Una vez que se haya hecho esto, entonces ya se podría comenzar a simplemente pasar la mano por la lectora para concretar el pago.

Esta tecnología se utilizará en tiendas de Amazon, como Whole Foods, por ejemplo, y eventualmente en locales de otras compañías. Para llevar adelante esta iniciativa, la empresa necesita contar con el apoyo de compañías financieras. El primero en sumarse al proyecto sería Visa, y la idea es que luego se vayan incorporando más empresas.

El sistema de pago se emplearía en tiendas de Amazon y eventualmente en locales de otras marcas también. (Grosby)

El sistema de pago se emplearía en tiendas de Amazon y eventualmente en locales de otras marcas también. (Grosby)

Cabe recordar que la empresa de Jeff Bezos ya cuenta con un sistema sin cajeros que permite pagar de manera automática y sin tener que detenerse a deslizar la tarjeta en ningún sitio. Esto ocurre en las tiendas Amazon Go donde el usuario simplemente toma los productos que quiere y se retira sin pasar por la caja.

Esto es posible gracias a la instalación de cámaras y sensores que que detectan los productos que adquiere el usuario. El primer paso consiste en descargar la app (iOS y Android) al celular y tener una cuenta en Amazon. Al ingresar, el usuario escanea un código QR en unas máquinas que están en la entrada.

Luego hay que tomar los diferentes productos de las góndolas y el sistema automáticamente añadirá estos ítems al carrito virtual del usuario. El detalle de la compra se puede ver en la aplicación. Una vez realizada la compra, el usuario simplemente se retira del local y el sistema le cobrará lo que corresponde, utilizando los datos que recopiló por medio de las cámaras y sensores mencionados anteriormente.

Habrá que ver si esta nueva tecnología que permitirá abonar productos con la palma de la mano se logra popularizar. La principal duda que surge cada vez que se innova en materia de pagos es si la verificación será lo suficientemente segura. La palma de la mano es diferente en cada usuario, pero ¿se podrá engañar al sistema con una copia? ¿Será necesario validar la identidad con una media adicional? Todo eso está por verse.

Pero lo cierto es que en materia de innovación no hay descanso y que la tecnología avanza sin descanso. Cabe recordar que, en 2017, en China se lanzó un sistema que permite validar los pagos con una sonrisa.

Alipay, la plataforma de pagos electrónicos de Alibaba, fue la encargada de implementar este sistema basado en reconocimiento facial. El programa, bautizado Smile to Pay, se comenzó a probar en un restaurante KPro, propiedad de la cadena KFC, en la ciudad de Hangzhou, en China y en los últimos años se comenzó a extender a diferentes puntos del país.

Las cámaras con reconocimiento facial procesan una gran cantidad de datos y esto genera dudas respecto de qué usos se le pueda dar a toda esa información.

Las cámaras con reconocimiento facial procesan una gran cantidad de datos y esto genera dudas respecto de qué usos se le pueda dar a toda esa información.

El sistema incluye cámara 3D y software de para poder identificar a la persona con precisión. Se trata de una iniciativa que fue presentada inicialmente por el fundador de Alibaba, Jack Ma, en 2015.

Para darse de alta en el sistema Alipay, tal como en otras plataformas de pago, hay que ingresar datos personales y presentar documentación para avalar la identidad. El riesgo que siempre se corre con sistemas de identificación biométrica es que esa información puede ser utilizada para otros fines como de monitoreo o vigilancia.

Cabe recordar que la Unión Europea estaría evaluando prohibir los sistemas de reconocimiento facial en áreas públicas durante los próximos cinco años. Esto surge de una iniciativa de 18 páginas que fue elaborado por el organismo y al que tuvo acceso Reuters.

Durante el tiempo que la prohibición esté vigente «se podría identificar y desarrollar una metodología sólida para evaluar los impactos de esta tecnología y las posibles medidas de gestión de riesgos».

Estaría exceptuados del alcance de esta prohibición los proyectos vinculados con desarrollo e investigación en materia de seguridad. Por ahora se trata de una iniciativa. Pero deja en claro la preocupación, cada vez mayor, que hay por resguardar la privacidad de los usuarios.

Fuente: Infobae


Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias