La hidroxicloroquina: El gran ausente entre los medicamentos con que es atendido Donald Trump - N Digital

CORONAVIRUS

ActualidadfacebookInternacionalestwitter

La hidroxicloroquina: El gran ausente entre los medicamentos con que es atendido Donald Trump

Envase de la hidroxicloroquina

Redacción N Digital

A pesar de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido insistentemente el uso de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus, éste no ha sido utilizado por los médicos del mandatario en su tratamiento para superar el COVID-19 que le fue diagnosticado el pasado jueves.

Y es que precisamente ayer, investigadores de la  Universidad de Pennsylvania determinaron que el medicamento, utilizado también contra la malaria, no demostró efectividad para los voluntarios que participaron en el estudio.

El estudio publicado este miércoles, y que, finalizó antes de tiempo, incluyó a 125 trabajadores de la salud. Algunos de ellos tomaron hidroxicloroquina diariamente durante ocho semanas, mientras que otros tomaron un placebo.

Los investigadores escribieron que no pueden «recomendar el uso rutinario de hidroxicloroquina» entre los trabajadores de la salud para prevenir el COVID-19.

Los participantes se inscribieron en el nuevo estudio de abril a julio. La investigación encontró que cuatro de los 64 trabajadores de la salud que recibieron hidroxicloroquina terminaron dando positivo al COVID-19. Por su parte, cuatro de los 61 trabajadores que recibieron un placebo dieron positivo.

Tratamiento utilizado en Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha empezado su tratamiento contra el COVID-19 con el antiviral remdesivir frente al coronavirus, aunque no necesita suministro adicional de oxígeno, según ha anunciado en un comunicado el médico del mandatario, Sean P. Conley.

Después de que el presidente estadounidense afirmara en un vídeo en Twitter que “está llevando muy bien” el proceso de recuperación, Conley ha asegurado que recomendó su trasladó al hospital militar Walter Reed para llevar a cabo “una mayor vigilancia”.

“No necesita ningún suplemento de oxígeno, pero tras consultar a los especialistas, hemos elegido iniciar el tratamiento con remdesivir. Ha completado su primera dosis y está descansando cómodamente”, ha trasmitido el médico de Trump.

 Trump ha comenzado a recibir el corticoesteroide dexametasona para evitar nuevos episodios de caída de oxígeno en sangre, que en ningún momento, según Conley, bajó del 90 por ciento. La dexametasona es un esteroide, un tipo de medicamento que ha demostrado eficacia en pacientes de COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

Además, el presidente recibirá hoy una tercera dosis de Remdesivir dentro de un plan de cinco días y el viernes le fue suministrado un cóctel de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron.

El médico especialista pulmonar aseguró que están vigilando las funciones cardíacas, hepáticas y los riñones de Trump y la evaluación muestra “hallazgos normales o mejorados”.

Trump no ha mostrado dificultades respiratorias desde el sábado y no ha tenido fiebre, por lo que los doctores reiteraron su optimismo sobre su evolución. Conley también añadió que en los escáneres pulmonares que se le han practicado a Trump solo han visto “hallazgos esperados” y no hay “mayores preocupaciones clínicas” a ese respecto.

Defensa de Trump a la hidrocloroquina

En mayo pasado, el presidente de los Estados Unidos reveló que tenía varios días tomando la hidroxicloroquina para enfrentar el COVID-19, a pesar de que la eficacia de ese fármaco contra la enfermedad del coronavirus no estaba demostrada.

Aún en julio Trump seguía insistiendo en la hidroxicloroquina como tratamiento eficaz frente al COVID-19, pese a los múltiples estudios que desaconsejan su uso, y mostró su respaldo a la controversial doctora Stella Immanuel quien aboga por el uso del antipalúdico.

«Creo que funciona en las primeras etapas (de la enfermedad)», argumentó Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca centrada en la respuesta de su Gobierno al coronavirus.

El presidente también defendió haber retuiteado un vídeo que argumentaba sobre la eficacia del fármaco, una grabación que las plataformas YouTube y Facebook eliminaron al considerarla información falsa sobre la pandemia. Dicho video muestra a un grupo de médicos que afirma, entre otras cosas, que las mascarillas no son necesarias para frenar la pandemia y que «existe un tratamiento» para tratar el COVID-19: la hidroxicloroquina.

Antes, Trump había insistido en que esta medicina para la malaria es «segura» y que «no causa problemas», pese a que los expertos en su propio Gobierno han alertado de posibles efectos en el sistema cardíaco. «

Yo creo en ella. La tomaría. Como saben, la tomé durante 14 días, y aquí estoy. ¿Cierto? Aquí estoy», agregó el presidente. Trump también defendió durante la rueda de prensa que «grandes zonas del país son libres de coronavirus» y que «hay importantes mejoras en las principales áreas metropolitanas».

Estados Unidos alcanzó  la cifra de 7,328,273 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 208,642 fallecidos por la enfermedad de la COVID-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Noticas de Interés
ActualidadfacebookNacionalestwitter

Plutarco Arias acusa a galleros de incidir en aumentos de contagios del coronavirus

facebookNacionalestwitter

La República Dominicana acumula 145,197 casos de COVID-19 y 2,334 muertes

ActualidadCienciaCoronavirusfacebook

¿Es posible que exista una epidemia de Parkinson post COVID-19?

ActualidadCoronavirusfacebookInternacionales

La covid-19 ya es la primera causa de muerte en Costa Rica

Subscríbete aquí