¿Por qué es importante seguir entrenando en Navidad? - N Digital

COVID-19

ActualidadfacebookSalud

¿Por qué es importante seguir entrenando en Navidad?

entrenamiento-fisico-navidad-500x333

En la época navideña solemos estar más ajetreados, y también tenemos la tendencia de ser más indulgentes con nuestros hábitos de vida, sobre todo en lo asociado a la alimentación y el ejercicio. Debido a esto, es importante seguir entrenando durante la navidad.

La práctica de ejercicio físico durante estas fechas es determinante para, de cierto modo, contrarrestar esos excesos que suelen tenerse con la comida. Además, entre otras cosas, contribuye a mantener el bienestar general. En el siguiente espacio abordamos este tema en detalle.

¿Por qué debo seguir entrenando en Navidad?

Seguir entrenando en Navidad nos ayudará, por una parte, a no perder parte de lo ganado en términos de masa muscular, fuerza, agilidad o flexibilidad, en función de cuáles sean nuestros objetivos.

Por otro lado, nos permite quemar parte de las calorías de más que, probablemente, consumiremos por estos días. Incluso, es una manera de ser consciente de las cosas que tomamos.

Beneficios de seguir entrenando durante la Navidad

Teniendo en cuenta lo anterior, a continuación detallamos cuáles son los principales beneficios de seguir entrenando durante la Navidad.

Mantiene el hábito

Por lo general, los hábitos son difíciles de establecer y mantener. Se necesita tiempo y perseverancia. Sin embargo, son muy fáciles de perder. Si dejamos de hacer ejercicio durante las casi tres semanas que duran las fiestas navideñas, puede que luego nos cueste mucho recuperar el hábito.

Mayor eficiencia en la actividad metabólica

Uno de los grandes beneficios del ejercicio es que activa la actividad metabólica. Es decir, no solo quemamos calorías mientras entrenamos, sino también después, aunque estemos en reposo. Esto es de gran ayuda para perder peso y para quemar el exceso de calorías ingeridas durante las celebraciones.

Ayuda a liberar el estrés de la época navideña

Las fiestas navideñas pueden generar estrés y ansiedad por muchos motivos, tanto para los que adoran estos días como para quienes no gustan de ellos. Seguir entrenando durante la Navidad contribuye a liberar esta tensión y, de hecho, incrementa la sensación de bienestar.

La práctica de ejercicio, como lo expone este estudio publicado en Brain Blast Journal, estimula la liberación de serotonina y endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad.

Consejos para seguir entrenando durante la Navidad

Es casi inevitable que las rutinas cambien en la época navideña. Los viajes, el tener que desplazarse hacia la casa de otros familiares o las festividades impiden seguir el ritmo de vida habitual. Aún así, hay algunas estrategias para seguir entrenando durante la Navidad. A continuación, las detallamos.

Hacer 30 minutos de ejercicios cardiovasculares

La práctica de ejercicio cardiovascular es una forma de entrenar que nos permite mantener activos y potenciar la quema de calorías. Lo mejor de todo es que no hace falta tener máquinas especiales o ir a un sitio específico para practicarlo. Se puede desarrollar tanto al aire libre, como en casa o en gimnasios.

Algunas opciones interesantes son:

Montar bicicleta.

Caminar a paso rápido o trotar.

Saltar la cuerda.

Boxeo.

Ejercicios de cardio en rutinas de entrenamiento a intervalos de alta intensidad (HIIT).

Entrenar la fuerza al menos tres veces por semana

No es necesario usar máquinas para hacer entrenamiento de fuerza. Basta con usar el propio peso corporal para hacer algunos ejercicios que permiten trabajar el cuerpo completo. Con una rutina de 10 a 20 minutos es posible mantener el cuerpo en forma y cuidar la masa muscular.

Algunas opciones son las siguientes:

Sentadillas.

Desplantes.

Lagartijas.

Burpees.

Abdominales.

Trabajo de pantorrilla.

Hacer estiramientos

Los ejercicios de estiramiento no deben faltar en nuestra rutina de entrenamiento durante la Navidad. Son ideales para movilizar las articulaciones y activar la circulación, sobre todo tras pasar mucho tiempo sentados o en una misma posición. Además, ayudan a preparar el cuerpo para otras actividades de más exigencia física. Algunas maneras dinámicas de hacerlos es mediante rutinas como el yoga o el Pilates.

Evitar los excesos de comida y bebida

Es cierto que durante la época de la Navidad abundan las comidas especiales. Aún así, es importante tener autocontrol y procurar comer solo lo necesario. Los excesos de comida afectan el peso corporal y pueden causar molestias digestivas. Lo mismo pasa con las bebidas alcohólicas, que además tienen otros efectos perjudiciales.

Hacer ejercicio en compañía

Entrenar con alguien siempre es más fácil de cara a mantener el hábito y cumplir con los objetivos. No hace falta que sea de forma presencial. Podemos quedar con alguien a una hora concreta y compartir un entrenamiento a través de teleconferencia, o bien, vía streaming, por ejemplo.

Lo esencial es que esa persona también esté comprometida con mantener el hábito y que tenga suficiente fuerza de voluntad para que se convierta en un apoyo y no en un lastre.

En Navidad podemos seguir entrenando

Que la Navidad no se convierta en una excusa para hacer a un lado nuestros hábitos saludables. Tanto el ejercicio físico como una buena dieta permite vivir estas fechas sin comprometer la salud.

Por supuesto, no se trata de privarse de las celebraciones y de los platos especiales. Simplemente, hay que dedicar un poco de tiempo al entrenamiento y comer de forma moderada.

Fuente: Mejor con Salud

Noticas de Interés
facebookSaludtwitter

Beber más de 2 tazas de café/día reduce el 44 % la mortalidad, según un estudio

ActualidadfacebookSalud

Cetoacidosis diabética, riesgo para la salud

ActualidadfacebookSalud

Ser pobre también influye en la salud de tu cerebro

facebookNacionalestwitter

Presidente Abinader critica la poca solidaridad entre países en el acceso a las vacunas

Subscríbete aquí