Países europeos contemplan instaurar un "pasaporte de vacunación" - N Digital

COVID-19

ActualidadSalud

Países europeos contemplan instaurar un «pasaporte de vacunación»

VACUNA

La perspectiva de los «pasaportes de vacunación» se está acercando en Europa, y más gobiernos están considerando adoptarlos no sólo para los viajeros, sino también para certificados que incluso se utilicen para ayudar a reabrir bares, restaurantes y salas de conciertos.

Cuando se le preguntó si la introducción de pasaportes de vacunación es probable, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo a los periodistas el lunes que algunos viajes internacionales probablemente requerirían una prueba de la inoculación contra el coronavirus.

“Algunos países, claramente, van a querer insistir en que las personas que vengan a su país aporten pruebas de una vacuna, al igual que la gente ha insistido en el pasado en si tienes evidencia, si estás vacunado contra la fiebre amarilla u otras enfermedades”, dijo.

Los gobiernos europeos han estado divididos sobre si respaldar un sistema de pasaportes de vacunación, pero los sectores de viajes, turismo y hotelería están desesperados por volver a hacer negocio y dicen que no pueden permitirse otro verano perdido.

A los defensores de las libertades civiles les preocupa que el continente esté dividido en una nueva disputa entre los que tienen y los que no tienen, y esta semana el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, provocó un escándalo político cuando le dijo a un entrevistador de radio que los británicos podrían tener que presentar pruebas de vacunación para entrar a bares y tiendas de abarrotes.

“Es algo que no se ha descartado y está bajo consideración, pero por supuesto que hay que hacerlo viable”, dijo Raab.

Su comentario obtuvo una dura respuesta no solo de los defensores de las libertades civiles sino también de los legisladores conservadores.

«Para la vida cotidiana, no creo que se desee exigir a las personas que se sometan a un procedimiento médico en particular antes de que puedan continuar con su vida diaria», dijo el legislador Mark Harper. “No es así como hacemos las cosas en Gran Bretaña”, agregó.

El resto de Europa

En otras partes de Europa, más gobiernos están explorando la idea de introducir pasaportes de vacunación, al menos para viajar.

El ministro de Finanzas de Dinamarca, Morten Bødskov, planteó la semana pasada la posibilidad de que se adopten este tipo de certificados antes de fin de mes, lo que convertiría al país escandinavo en el primero del mundo en hacerlo.

Dinamarca se encuentra actualmente bajo un estricto bloqueo pandémico.

«Dinamarca todavía está muy afectada por la pandemia», dijo Bødskov. “Pero hay partes de la sociedad danesa que necesitan avanzar y una comunidad empresarial que necesita poder viajar”.

Estonia está trabajando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un proyecto para crear una certificación de vacunación electrónica estandarizada que el país espera se convierta en el «estándar de oro» y atraiga el reconocimiento mundial.

Marten Kaevats, asesor del gobierno de Estonia en tecnología, dijo a la AFP que el principal desafío de un sistema respaldado a nivel mundial es garantizar que cualquiera que verifique el certificado pueda «confiar en la fuente».

La solución de Estonia busca producir una versión digital de la tarjeta amarilla de papel existente utilizada para probar la vacunación contra la fiebre amarilla.

Estonia, pionera en tecnología que ha sido pionera en servicios electrónicos gubernamentales, no es la única que explora un posible programa de pasaporte de vacunas digitales que pueda imponer respeto mundial.

El Reino Unido, Grecia, Islandia, Hungría, Lituania y empresas farmacéuticas han anunciado iniciativas similares. Algunos buscan usar códigos QR o incluso tecnología de reconocimiento facial.

El desafío se complica aún más por los diferentes sistemas de datos que tienen los países para mantener registros médicos electrónicos que no son mutuamente reconocidos a través de las fronteras. Y la mayoría de los países ni siquiera mantienen registros médicos digitales.

Kaevats dijo a la AFP que es poco probable que surja una identificación digital global en los próximos meses, y es más probable que haya un desorden de manera desordenada y arbitraria con una combinación de certificados en papel y electrónicos.

Grecia ha instado a la Comisión Europea (CE) a dar forma a un entendimiento común sobre cómo debe estructurarse un certificado de vacunación, para que pueda ser aceptado en todos los estados miembros.

Los funcionarios advierten que se vuelve aún más complicado cuando se trata de diseñar un marco para el reconocimiento de certificados que podrían ser desarrollados por países fuera de la Unión Europea.

También hay desacuerdos sobre qué reglas deben aplicarse a los viajeros que recibieron vacunas no aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Los expertos de la OMS hasta ahora se han negado a recomendar pasaportes de vacunación para viajar, disuadidos por los temores de una implementación desordenada y llena de disputas y preocupados por la garantía insuficiente de que quiénes han sido inoculados no pueden propagar el virus, si aún lo contraen ellos mismos, y son asintomáticos. 

Algunas aerolíneas internacionales, incluida Etihad de Oriente Medio, que se ha convertido en la primera aerolínea en vacunar a toda su tripulación operativa, dicen que ya están planeando exigir a los pasajeros que presenten documentación de vacunación previa al viaje.

Algunas aerolíneas planean agregar a sus aplicaciones un requisito para que los pasajeros agreguen detalles de su vacunación antes de poder reservar. Pero los pasaportes de vacunación y la idea emergente de que se necesitará una certificación para ingresar a restaurantes, bares, salas de conciertos y estadios deportivos también están provocando una reacción violenta de los defensores de los derechos y la privacidad.

Dicen que sería injusto puesto que no hay acceso universal a las vacunas y que tales planes serían una forma secreta de hacer que las vacunas sean obligatorias, vulnerando la libertad de quienes rechazan las vacunas.

Fuente: VOA

Noticas de Interés
ActualidadArte y Culturafacebook

La división del trabajo por sexos empezó en Europa durante el Neolítico

ActualidadfacebookInternacionales

Europa superó el millón de muertos por COVID-19

ActualidadfacebookInternacionalesSalud

Países europeos que restringieron el uso de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca

ActualidadfacebookInternacionalestwitter

Varios países europeos paran la vacuna de AstraZeneca por precaución tras casos de trombosis

Subscríbete aquí