Test de antígenos caseros en países europeos representan el primer escalón hacia la practicidad y el acceso para detectar el COVID-19 - N Digital

Covid-19

ActualidadfacebookNacionales

Test de antígenos caseros en países europeos representan el primer escalón hacia la practicidad y el acceso para detectar el COVID-19

Test de antígeno

Los europeos comenzaron en los últimos días a apresurarse para ir a los supermercados y farmacias para obtener las primeras pruebas antigénicas para realizarse en sus casas, dando una primera respuesta a este planteo. Desde el muestreo hasta el análisis, los pacientes pueden realizar estas detecciones menos invasivas sin la intervención de un profesional de la salud.

Para los gobiernos de Alemania, Reino Unido, Francia y Austria esta estrategia comienza a ser vital, aunque comprende un desafío, para garantizar su confiabilidad y control. A los hisopados nasofaríngeos PCR, o los test por saliva, se le ha sumado para el uso, casi diario, la prueba nasal. Su desempeño que empieza a ser generalizado, otorga las primeras señales favorables que permiten recomendar su uso en el ámbito privado.

Estas pruebas nasales de auto-muestreo son más fáciles y menos desagradables que las pruebas nasofaríngeas profundas (PCR) y brindan un resultado en minutos. Para los europeos, son vitales antes de ir al trabajo, estudiar o participar de almuerzo familiar, limitando de esta forma los riesgos de propagación del coronavirus.

En Alemania, ofrecidas desde hace pocas semanas, la estrategia del gobierno busca que se hagan masivas en las escuelas cuando se vuelvan a abrir. La idea de las autoridades sanitarias es que estos auto-testeos, de ser positivos, sean luego confirmados mediante una prueba de PCR.

Su llegada se entienden como una “democratización” del cribado, ya que serán accesibles en forma de “autopruebas”, comparten las autoridades sanitarias europeas que los adoptan. Hasta ahora, el arsenal recomendado solo incluía “pruebas de diagnóstico rápido” analizadas por biólogos médicos y “pruebas de orientación diagnóstica rápida” que pueden ser realizadas por otros profesionales de la salud o personal específicamente capacitado.

La Alta Autoridad Sanitaria de Francia (HAS) emitió hace pocos días un dictamen favorable para el uso supervisado de pruebas antigénicas por hisopado nasal. Desde este lunes a la venta, en lugar de empujar el hisopo en la cavidad nasal de manera profunda, en un gesto que produce generalmente aprehensión y puede irritar, este procedimiento, que basta con introducir el hisopo tan solo 3 o 4 centímetros de profundidad en el cornete nasal, con un movimiento rotatorio para realizar un frotis, puede ser adquirido en un farmacia por 5 euros.

Durante una rueda de prensa, el presidente del (HAS) Dominique Le Guludec insistió que si bien Francia era “uno de los países mejor organizados para el testeo” del Covid, con más de 2 millones de pruebas semanales, visitas domiciliarias de enfermeras para hacerlos y cobertura de costos al 100%, en el contexto de la circulación activa del virus, “todo lo que pueda favorecer el hecho de que los propios franceses se prueben es importante”.

Una condición para la “normalidad”

A pesar de que la centraliza la tienen las vacunas, la autocomprobación, algo menos eficaz que las pruebas realizadas por profesionales, comienzan a ser un primer paso que pueda garantizar un rastreo del virus masivo, no solo en personas con huellas de la infección, sino fundamentalmente entre los asintomáticos.

“Podemos confiar en que los franceses utilizarán apropiadamente esta herramienta adicional”, sostuvo Dominique Le Guludec. El autodiagnóstico sólo se recomienda en el ámbito privado, por ejemplo antes de una reunión familiar o para ir a la escuela.

Sin embargo, aunque las autoridades sanitarias europeas empiezan a darle el visto bueno, su uso no dejará de lado las reglas de distanciamiento social vigentes, ni el uso de los barbijos. Aparte de la autocomprobación, las pruebas nasales pueden ser realizadas por profesionales, solo como segunda instancia, cuando la nasofaríngea no se pueda realizar.

Sin importar los países donde se comienzan a recomendar, en todos los casos las auto-evaluaciones tendrán que hacerse con menos de 24 horas antes del evento privado en cuestión. Otro de los puntos en discusión, es la sugerencia de edad. En Francia se recomiendan a partir de los 15 años por el momento.

Kit práctico y sencillo

Kit de test casero

Kit de test casero

En Alemania, puesto en marcha a principios de marzo, se dieron a conocer resultados de un estudio clínico realizado luego de la autorización por parte del Instituto Federal Alemán de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM). Según los datos de uno de los laboratorios que los produce, los mismos mostraron una sensibilidad (capacidad de dar un resultado positivo) que promedia el 90% y una especificidad (capacidad de dar un resultado negativo) del 100% en comparación con la prueba RT-PCR estándar.

Los pacientes siguieron instrucciones escritas e ilustradas para probarse a sí mismos. La mayoría de los participantes consideraron que los procedimientos eran fáciles de realizar, explicó el comunicado que acompañaba los resultados. En un cuarto de hora, la tira reactiva muestra “sí” para una prueba positiva, “no” para una prueba negativa. Pero además estos test han recibido, de las autoridades regulatorias nacionales, luz verde para usarlos en personas asintomáticas y sintomáticas.

Austria fue pionero en las autocomprobaciones en Europa. Sus ciudadanos pueden obtener su kit de COVID directamente en una farmacia, hasta 5 kits gratuitos mensuales. Sin embargo, estas pruebas para aplicar en la nariz sin costos, no reemplazan las pruebas de PCR, aclaran las autoridades del país, en especial para subirse a un avión.

Infobae

Subscríbete al ABC del Día