A 10 años de terminar con Osama Bin Laden, los SEAL se preparan para una nueva era - N Digital

Covid-19

facebookInternacionalestwitter

A 10 años de terminar con Osama Bin Laden, los SEAL se preparan para una nueva era

Infobae.- Diez años después de haber encontrado y asesinado a Osama bin Laden, los SEAL de la Marina de Estados Unidos están llevando a cabo una importante transición para mejorar su liderazgo y ampliar sus capacidades de comando para combatir mejor las amenazas de potencias mundiales como China y Rusia.

El nuevo plan reduce el número de pelotones de los SEAL hasta en un 30% y aumenta su tamaño para que los equipos sean más letales y capaces de hacer frente a sofisticados adversarios marítimos y submarinos. Y habrá un nuevo e intensivo proceso de selección de los guerreros de élite de la Marina, para conseguir líderes de mayor calidad después de los escándalos que sacudieron a la fuerza y que incluyeron acusaciones de asesinato, agresión sexual y consumo de drogas.

El contralmirante Hugh Howard, máximo comandante de los SEAL, expuso sus planes en una entrevista exclusiva con The Associated Press. Dijo que las fuerzas de operaciones especiales de la Marina se han centrado en operaciones antiterroristas, pero que ahora deben empezar a evolucionar más allá de esas misiones. Durante las últimas dos décadas, muchos han estado luchando en los desiertos de Irak y las montañas de Afganistán. Ahora se centran en volver al mar.

Esa decisión refleja la estrategia más amplia del Pentágono de dar prioridad a China y Rusia, que están haciendo crecer rápidamente sus ejércitos y tratando de ampliar su influencia en todo el mundo. Los líderes de defensa de Estados Unidos creen que dos décadas de guerra contra militantes y extremistas han agotado los recursos, haciendo que Estados Unidos pierda terreno frente a Moscú y Pekín.

La lucha antiterrorista tuvo sus beneficios, ya que permitió a los SEAL perfeccionar sus habilidades en el desarrollo de redes de inteligencia y en la búsqueda y el golpeo de objetivos, dijo Howard, que dirige el Comando de Guerra Naval Especial, que incluye a los SEAL y a los tripulantes de naves de combate de guerra especial. “Muchas de estas cosas son transferibles, pero ahora tenemos que presionarnos a nosotros mismos para operar contra amenazas similares”.

El objetivo es integrar mejor a los SEAL en las misiones de la Armada en el mar. (Foto: U.S. Navy/AP)
El objetivo es integrar mejor a los SEAL en las misiones de la Armada en el mar. (Foto: U.S. Navy/AP)

Como resultado, Howard está añadiendo personal a los pelotones de los SEAL para reforzar las capacidades en ciberguerra y guerra electrónica y sistemas no tripulados, perfeccionando sus habilidades para recoger información y engañar y derrotar al enemigo.

“Nos estamos presionando para evolucionar y comprender nuestras lagunas de capacidad y cuál es nuestra verdadera capacidad de supervivencia frente a estas amenazas” que plantean los competidores mundiales, dijo.

El almirante Mike Gilday, jefe de operaciones navales, dijo que el objetivo es integrar mejor a los SEAL en las misiones de la Armada en el mar.

“A medida que la comunidad de Guerra Especial de la Armada vuelve cada vez más a sus raíces marítimas, su mayor integración en toda la Flota -por encima, por debajo y en el mar- mejorará inequívocamente nuestras capacidades marítimas únicas para ayudarnos a competir y ganar contra cualquier adversario”, dijo Gilday en una declaración a la AP.

El aumento del tamaño de los pelotones SEAL añadirá capacidades de alta tecnología. Y la reducción del número de unidades permitirá a Howard librar a la fuerza de líderes tóxicos y ser más selectivo a la hora de elegir a los comandantes. Esta decisión es un resultado directo de la erosión del carácter que los oficiales de la Marina han visto dentro de la fuerza.

(Foto: EFE/ Samuel Gruss U.s. Navy)
(Foto: EFE/ Samuel Gruss U.s. Navy)

En los últimos años, los SEAL se han visto envueltos en una serie de escándalos de gran repercusión. Uno de los más conocidos fue la detención del jefe de operaciones especiales de la Armada, Edward Gallagher, por cargos de crímenes de guerra que incluían el asesinato de un militante cautivo del Estado Islámico y el intento de asesinato en los tiroteos contra civiles durante un despliegue en Irak en 2017.

Gallagher fue absuelto de todos los cargos excepto uno, posar en fotos con el cautivo muerto. Un jurado recomendó que se le redujera el rango, recortando su pensión y beneficios cuando estaba a punto de retirarse. Pero el presidente Donald Trump intervino y ordenó que se permitiera a Gallagher retirarse sin perder su condición de SEAL.

Más recientemente, un pelotón del equipo SEAL fue retirado de Irak en 2019 en medio de acusaciones de agresión sexual. Los miembros del equipo SEAL 10 estuvieron involucrados en el consumo de cocaína y en la manipulación de pruebas de drogas. Y el SEAL de la Armada Adam Matthews fue condenado a un año de prisión militar por su papel en la muerte relacionada con las novatadas de 2017 de un boina verde del Ejército en África.

Los líderes de la Armada también se molestaron cuando los SEAL de la Armada se separaron de su ética “profesional silenciosa”, haciendo pública su participación en la incursión en Pakistán que mató a Bin Laden, el líder de Al Qaeda responsable de planear los ataques del 11 de septiembre. Dos SEAL escribieron libros sobre la misión, lo que provocó una reprimenda del comandante de la Guerra Naval Especial en ese momento, el contralmirante Brian Losey.

“Un principio fundamental de nuestra ética es ‘no hago publicidad de la naturaleza de mi trabajo, ni busco el reconocimiento de mis acciones’”, dijo.

Desde que asumió el mando el pasado mes de septiembre, Howard se puso en contacto con el Ejército y el Cuerpo de Marines para pedirles ideas sobre cómo mejorar la selección de sus fuerzas de comando y evaluarlas a medida que avanzan en el escalafón. Casi de inmediato, instituyó un proceso de “doble ciego” para las entrevistas a los candidatos que utilizaba el Ejército, de modo que ninguna de las partes se vea influenciada por ver realmente a la otra.

Los SEAL se han visto envueltos en una serie de escándalos de gran repercusión. (Foto: Reuters/Tim Kelly)
Los SEAL se han visto envueltos en una serie de escándalos de gran repercusión. (Foto: Reuters/Tim Kelly)

Además, está intensificando el proceso de selección con más evaluaciones psicológicas para valorar los rasgos de personalidad. Y está ampliando otras evaluaciones realizadas por los subordinados y compañeros de los candidatos que se someten a examen. El mayor escrutinio, dijo Howard, se extenderá a todos los rangos y ayudará a los líderes a conocer mejor el carácter de cada miembro del servicio. El proceso, dijo, proporcionará más información a los individuos para que puedan mejorar y también ayudará a los altos mandos a emparejar a los comandantes con los equipos adecuados.

En algunos casos, dijo Howard, los marineros que ya habían pasado por la selección inicial de los SEAL tuvieron que volver a hacerlo con el nuevo proceso. No todos lo hicieron tan bien la segunda vez.

“Nos dimos cuenta de que algunos de los oficiales que obtuvieron una puntuación media son oficiales que yo pensaba que habrían obtenido una puntuación mucho más alta”, dijo.

Noticas de Interés
facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

EE.UU. compra otros 200 millones de dosis de la vacuna de Pfizer

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Venezuela denuncia que un avión militar de EE.UU. violó su espacio aéreo

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

El Gobierno de Biden termina contratos para construcción del muro fronterizo

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Cuatro factores que explican qué tan difícil es una reconciliación entre EE.UU. y Cuba

Subscríbete al ABC del Día