Acroarte: una década de conflictos y divisiones - N Digital

Covid-19

facebookPortadatwitter

Acroarte: una década de conflictos y divisiones

Por Joan Sebastian.– En los ultimos años la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), ha estado marcada por conflictos entre sus integrantes, disparidad que se ha extendido hasta la actualidad. La influencia de los cabilderos, “falta a la ética”, inconformidad entre los elegidos para dirigir, división interna, bandos y demás son las problemas constantes.

El caso más reciente fue el anuncio de la creación de la Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (ADOPAE),  que integrará a más de 100 comunicadores del entretenimiento de distintos medios de comunicación del país. Se trata de una nueva organización que competiría directamente con Acroarte.

2021
La gota que derramó la copa fue la renuncia de José Nova a la candidatura de Acroarte, bajo el alegato de que ese gremio se encuentra secuestrado. Eso dio paso al anuncio de la Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (ADOPAE), donde figuran reconocidos editores de arte y periodistas culturales.

En pasados meses, Joseph Cáceres, quien presidió la Asociación de Cronistas de Arte criticó ante medios nacionales la falta de ética y cómo los integrantes traicionan a su propia institución al tiempo que lamentó la corrupción personal (que no es el espíritu de Acroarte ni de la mayoría de sus miembros), por la que pasa Acroarte.

Así también declaró: “Pensábamos superada la etapa en que los relacionadores públicos de artistas incidían y operaban abiertamente en el seno de la asamblea de la Asociación de Cronistas de Arte para elegir a los nominados del premio Casandra”.

Según Cáceres, estos cronistas operan “como un comando de campaña en medio de la asamblea, y conduciendo debates que al final de cuentas sólo tienen el propósito de favorecer a determinados artistas y productores de programas, para los cuales trabajan en base a igualas. Así no puede ser…”.

2020
Incluso en medio de la pandemia por Coronavirus, la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) se vio en medio de una polémica después de que la Cervecería Nacional Dominicana (CND) emitiera un comunicado manteniéndose al margen del conflicto por el que atraviesa la organización y que Premios Soberano no se llevaría a cabo hasta tanto las partes en conflicto llegasen a un acuerdo.
Se recuerda que desde el 2019, Acroarte enfrentaba problemas internos tras la elección de Alexis Beltré como presidente de la asociación. En ese orden, medio de la polémica, se hizo un embargo a las cuentas del gremio.

2019

Durante el 2019, ese organismo se vio involucrado en una demanda por parte de Fausto Polanco, con el propósito de suspender las funciones del Comité Ejecutivo Nacional y dejar a Acroarte en un limbo jurídico.

La situación se presentó después de que las dos facciones de Acroarte que se enfrentaron en las elecciones que llevó a una separación interna, al punto que periodistas renunciaran a la organización.

En 2019, la premiación se vio obligada a no efectuarse, debido la pandemia del coronavirus y la crisis interna de Acroarte tras las elecciones del 2019, además de la disputa de las dos planchas participantes que empataron 101 a 101 en los comicios.

En efecto, por primera vez en su historia, la gala de premio era cancelada durante un año.

Se recuerda que el 20 de marzo de 2020, la Cervecería Nacional Dominicana anunció que canceló de manera definitiva la entrega por ese año de Premios Soberano para dirigir sus esfuerzos en combatir el Covid-19.

“Hemos decidido en conjunto con la Asociación de Cronistas de Arte cancelar definitivamente la edición 2020 para dirigir todos nuestros esfuerzos al combate del Codiv-19”, publicó la empresa en ese entonces.

2017
En el 2017 el periodista Fausto Polanco manifestó preocupación por la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), debido a la elección de ganadores en la última premiación, las cuales provocaron fuertes cuestionamientos a lo interno.

“Hoy en día los acroartistas estamos en las cuatro esquinas, dicen que somos unos ladrones que cogemos dinero”, expresó Polanco en aquella ocasión, refiriéndose a rumores de posibles irregularidades, así como la compra de premios.

Se recuerda que en 2017 la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) quedo en manos de Cheo Tejada Gómez, tras una la asamblea donde Acroarte quedó sin presidente.

Notas de la época reseñan: “Al parecer, el Comité Ejecutivo, consciente de la grave situación interna, quiso salir pronto del único punto que había en agenda: elegir la Comisión Electoral. Pero como Acroarte tenía tanto tiempo que no se reunía en asamblea a tratar sus problemas internos, existía el deseo entre los miembros de expresarse en torno a lo que está mal allí… Jorge Ramos quiso a toda costa evitar un ‘caos’”.
De ese año también se recuerda la irrupción del Movimiento Nueva Generación (MNG) en Acroarte, que tras su paso hubo expulsados, renunciantes y decepcionados como la locutora y cronista como Milagritos Holguín, Milcíades Pichardo, Ada Guzmán, Jari Ramírez y luego Alfonso Quiñones.

2013
Pese a que el nombre del premio se había cambiado para la edición del 2013, la disputa todavía continuaba por el sobrenombre El Soberano, con el cual, en cambio, Acroarte y la Cervecería Nacional Dominicana consideraba que no necesariamente se refieren a la gran artista dominicana. La disputa era llevada a cabo por los hijos de la artista Casandra Damirón.

En su momento, Máximo Jiménez, presidente de Acroarte, explicó a The Associated Press: “Dejamos de usar voluntariamente el nombre ‘Casandra’, a pesar de que teníamos los derechos comerciales sobre el”, a razón de no llevar el conflicto con los familiares de Damirón a los tribunales.

Entre los motivos de la disputa ese año, Andrés Aybar, abogado los descendientes de la folclorista dijo a The Associated Press: “Acroarte y la Cervecería ganaban dinero de manera vertiginosa, mientras los hijos de Casandra no recibían ni un centavo”.

2012

A partir de ese año, los antes llamados “Casandra” entraban en conflicto después de que familia de la fallecida folclorista Casandra Damirón advirtió que la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) ya no puede seguir usando ese nombre para la premiación que desde hacía 27 años se realiza en su honor.

En ese entonces, el argumento principal fue que la premiación venía alejándose en las dos últimas entregas de las normas que “han regido la premiación en cuanto a su contenido y razón de ser”. Entre los aspectos que objetó la familia Damirón figuran “la ausencia de la pluralidad de géneros musicales que caracterizaba al espectáculo, la entrega alegre de premios a artistas internacionales de corta trayectoria y a veces señalados en casos de conducta moral cuestionada que le restan valor” al Casandra.

También refiere la familia, con particular acento, es que la presencia de Casandra Damirón en la gala artística realizada en el Teatro Nacional Eduardo Brito había ido desapareciendo.

Otros medios de la época reseñaban que los hijos de Casandra Damirón reclamaron una parte de la “tajada millonaria que involucra el montaje de los Premios Casandra que creó Acroarte en 1985” y ese era el motivo de la decisión de la Asociación de Cronistas de Arte y la Cervecería Nacional Dominicana de no usar más el nombre de Casandra para su galardón por el de Premios Soberano.

Ese año también la premiación tambaleo después de que Máximo Jiménez declaró que la Cervecería Nacional Dominicana contemplaba retirar su patrocinio de los premios Casandra, que a partir de este año se denominan Soberano.

“La participación de la Cervecería en el Premio no está confirmada, no porque haya problemas entre nosotros, sino por la reforma fiscal, que está afectando la economía del país, pero mucho más a esta empresa”, explicó Jiménez, entonces presidente de la entidad.

Otra situación que se presentó ese año fue cuando “Acroarte premió por su trayectoria a Gloria Trevi, pese a haber estado presa y a sus problemas judiciales”, detalló Aybar. Fue entonces cuando los descendientes de Damirón exigieron a Acroarte y la CND cambios en la premiación si querían seguir usando el nombre de su madre.

2011

En 2011 Acroarte resonó, entre otras cosas, porque el periodista José Tejada Gómez, ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), declaró que promovía un movimiento para relanzar y revisar por completo los premios Casandra.
Los cambios que proponía, según explicó Cheíto Tejada, conllevaría “revisarlo todo, desde los reglones, las categorías, los criterios, forma de monitoreo y evaluación”, declaraciones que ponían en manifiesto una división interna.

Ese año también se desató una crisis después de que Rubby Pérez dijo: “En este país todo el mundo sabe que los Casandra son un negocio y grande, sino fuera un negocio no se matarán entre ellos, para la elección”.

Según Rubby, en ese entonces, tenía “más de mil e-mails de prueba, que muchos periodistas le han enviado, diciendo muchas cosas uno de otros, lo que me da la razón”.

Los problemas a lo interno de Acroarte se extienden a sus inicios. Para los Premios Casandra 1985 la producción tuvo muchos problemas para montar el evento, ya que existía oposición por parte de otros cronistas quienes tenían otra premiación. Los problemas económicos y las dificultades técnicas amenazaban con malograr la premiación.

Noticas de Interés
EntretenimientofacebooktwitterÚltimas Noticias

Constituyen la Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos

EntretenimientoÚltimas Noticias

Marilyn Ventura es electa presidenta de ACROARTE filial Santiago

EntretenimientoEntretenimiento2facebooktwitterÚltimas Noticias

Anuncian creación de Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos

EntretenimientofacebookÚltimas Noticias

José Nova renuncia a candidatura y denuncia "secuestro" de Acroarte

Subscríbete al ABC del Día