Cómo aumentar tu amor propio en 9 pasos - N Digital

Covid-19

CuchicheofacebookÚltimas Noticias

Cómo aumentar tu amor propio en 9 pasos

mujer-amor-propio

A menudo, se dice que para aprender a amar a los demás primero debes aprender a amarte a ti mismo. Aunque esta frase no tiene nada de malo, tiende a asociarse solo con las relaciones de pareja. Lo cierto es que aumentar tu amor propio te permite priorizarte en diferentes contextos.

Si bien muchos lo ignoran, la autoestima tiene una importancia mayor a la que se le atribuye en la sociedad. Incluso, ciertos trastornos emocionales como el estrés, la ansiedad o la depresión, están asociados a esta. De igual manera, tiene que ver con el bienestar social, los hábitos de vida, los proyectos futuros y las relaciones interpersonales. Entonces, ¿cómo aumentarla?

¿Qué es el amor propio?

El amor propio no es un concepto inventado para vender libros de autoayuda. Tampoco es una idea metafísica o una carta debajo de la manga que te permite resolver todos los problemas de tu vida. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un concepto con siglos de debate y que implica en todo momento la acción.

Santo Tomas y San Agustín abordaron la idea del amor propio, sin mencionar los ríos de tinta que ha incentivado entre escritores y filósofos. En general, se relaciona con términos como autoestima, autoaceptación, bienestar emocional y resiliencia.

Contrario a lo que muchos piensan, no tiene nada que ver con el narcicismo, el orgullo, el ego, la soberbia o la vanidad. Se trata de la capacidad que tienes para valorar lo que haces, lo que eres, tus habilidades y la estima que mantienes sobre ti mismo.

Para alejar el concepto de las ideas negativas mencionadas, algunos psicólogos prefieren el término autoestima. En cualquier caso, es una parte importarte de tu vida y de tus relaciones con los demás. La falta de amor propio (baja autoestima) se relaciona con desequilibrios en casi todos los aspectos de tu día a día.

9 consejos para aumentar tu amor propio

Hasta ahora ha quedado claro que el amor hacia ti mismo no es una idea que se deba menospreciar. Dada su importancia, todas las personas deberían cultivarlo. Por fortuna, hay muchas maneras de hacerlo. A continuación, detallamos 9 consejos.

1. Aprende a perdonarte a ti mismo

Una de las primeras cosas que debes aprender para aumentar tu amor propio es perdonarte a ti mismo. Detén la lectura y trata de definir rápidamente qué es el perdón. Es probable que lo hayas definido como el «acto en el que se dejan atrás los rencores y sentimientos negativos hacia alguien».

Esta es una definición válida, aunque el perdón no es solo dejar atrás los actos o las palabras hacia alguien. Esto no se puede deshacer, siempre va a estar ahí. Puedes, eso sí, reconciliarte con ellos, comprenderlos en su contexto y asimilar que no tienen por qué condicionar tu estado de ánimo o tus sentimientos.

Ahora piensa en el autoperdón. Consiste en reconciliarte con lo que has dicho, lo que has hecho e incluso con lo que has pensado decir o hacer. No olvidarlos o hacer que nunca tuvieron lugar, sino aprender a no guardar sentimientos negativos hacia ellos. Es un proceso, uno que solo puedes completar si decides empezar a transitarlo.

2. Comprende que hay cosas que no puedes controlar

Uno de los grandes obstáculos para aumentar tu amor propio es asimilar que hay cosas que tus acciones no pueden controlar. Si te empeñas en controlar lo incontrolable, terminarás en un bucle que no hará más que hundirte más en el abismo de la oscuridad.

Por ejemplo, no puedes controlar las acciones de los demás (tampoco eres responsable de ellas), la incertidumbre del futuro, las decisiones pasadas de tus padres, tu nacionalidad, la sociedad en la que vives, las opiniones de tu familia o la opinión que los demás tienen de ti (aún cuando influyas en ello).

En el momento en que entiendas esto, darás un paso gigante para fortalecer el amor que te tienes. No todo puede estar en orden, tampoco ajustarse a lo que esperas. Y eso está bien, no tiene por qué condicionar tu estado de ánimo o tus expectativas hacia ti mismo.

Subscríbete al ABC del Día