Promotores del lenguaje inclusivo alegan “lo que no se nombra no existe”, opositores dicen desequilibra el idioma - N Digital

Covid-19

ActualidadfacebookPortadaRedestwitter

Promotores del lenguaje inclusivo alegan “lo que no se nombra no existe”, opositores dicen desequilibra el idioma

Hace unas semanas se viralizó un vídeo en que una estudiante, por medio de una conferencia en Zoom, irrumpió en llanto a razón de que otro se refiriese a su persona como “compañera” y no con el término propio del lenguaje inclusivo, que sería “compañere”, puesto que no se identifica ni como mujer ni como hombre.

Este tema no es nuevo, pues la inclusión en el lenguaje ha sido debate durante distintas épocas, desde las luchas feministas donde tomaron popularidad la expresión “todos y todas” y el uso de la arroba (@) como un mecanismo para identificar tanto el género femenino como el masculino.

Estos reclamos han motivado protestas en países como Argentina en el 2019 y también en España donde el tema llegó hasta el Congreso y una diputada del Partido Vox fijó su posición.

En ese sentido, se puede contextualizar como aparece en escena la propuesta de la comunidad LGBTIQ+ sobre incluir la “e” como forma de lenguaje inclusivo, quienes alegan que, con las múltiples bromas que se comparten a través de las redes sociales pronunciando todas las palabras con la e, se está desnaturalizando el propósito de la idea.

El discurso de quienes promueven esta transformación del lenguaje, es que lo que no se nombra no existe, y de quienes se oponen a la propuesta, es que el lenguaje tiene muchas opciones de inclusión y que esta lucha  debe llevarse a otros escenarios no a la gramática, mientras tanto, el uso de la “e”  transformando tiempos verbales, el singular y e plural  y hasta los adjetivos, se convierte en una moda que muchos ya adoptan a veces sin una intención autentica de reivindicación.

Consultados por Nuria Investigación Periodística, el presidente del grupo Amigo Siempre Amigo, Leonardo Sánchez y el coordinador del colectivo RD es de Todes, Juan Cid, explicaron que esta propuesta del colectivo LGBTIQ+ se trata de un cambio gramatical que implica los adjetivos y los pronombres, no la forma exagerada en la que se habla en las redes sociales.

 “Lo que se propone realmente es neutralizar los pronombres y por eso se sugiere que a estas personas se les llame por elle en vez de ella o él y que cuando hablemos en plural hablemos de todes  y ahí no es específico para un grupo, sino que ni es todas ni todos, son básicamente todes las personas que están ahí incluidas”, indicó Cid.

Por su parte, Sánchez definió el lenguaje inclusivo como aquel que reconoce a parte de a “ellos y ellas”, a elles que son personas que no quieren ser medidas y que no se reconocen entre los géneros masculino y femenino.

Esta explicación hace entender que no todos los miembros del colectivo LGBTIQ+ se sentirán cómodos con esta forma de ser tratados con el lenguaje, pues hay hombres que se sienten mujeres y mujeres que se sienten hombres, sin embargo hay grupos que expresan no caber en esta configuración binaria de hombre mujer.

Consultada para la elaboración de este reportaje, la psicóloga Angie Santana reconoció la relevancia de que los colectivos luchen por ser visibilizados socialmente y busquen la equidad, sin embargo criticó que se tome el lenguaje como esa herramienta, pues pertenece a todos y no a un grupo.

“Actualmente se está pretendiendo hacer del lenguaje un medio ideológico para imponer un pensamiento único”, señaló.

Por el contrario, Cid que acostumbrarse a este lenguaje requiere de esfuerzo y la adaptación es todo un proceso.

“Yo lo uso normalmente, pero igual me cuesta y me enredo, yo tengo 34 años hablando de una manera, hay gente que me dicen mira yo soy elle, soy no binaria y yo hago el esfuerzo porque uno tiene que ser empático con las personas y a final de día vivimos en sociedad”, expresó.

Muchos han catalogado a la Real Academia de la Lengua como machista, por no dar cabida a esta propuesta, pero quienes son conocedores de la lengua y sus reglas gramaticales, entienden todo lo contrario.

El presidente de la Comisión Lingüística de la Academia de Ciencias, Odalís Pérez, señaló que el lenguaje inclusivo altera la economía del cambio lingüístico y que no es lógico.

“La real Academia Española y todas las Academias de la Lengua en el mundo hispánico rechazan esta propuesta, porque va en contra de la esencia misma de la gramática”, expresó el director de la Academia Dominicana de la Lengua, Bruno Rosario Candelier.

La miembro de número de la Academia Dominicana de la Lengua, Irene Guerra, plantea que el idioma español es tan rico, que existen múltiples ejemplos que denotan que el lenguaje tiene opciones para ser inclusivo sin necesidad de hacer estas transformaciones que se debaten en la actualidad.

“Porque se va a aceptar algo que va a desencadenar un desequilibrio estructural en el idioma si tiene otras posibilidades, tienes la posibilidad de no decir hombres trabajando sino personas trabajando, yo no estoy excluyendo a nadie las personas son todas”, indicó.

Habrá esperar que pase el tiempo a  ver qué pasa con este tema, pues los cambios en la lengua dependen de una evolución histórica a veces hasta de miles de años  y se dan con la aceptación  de la comunidad de hablantes que, en el caso del español, sobrepasa los 500 millones de personas.

Noticas de Interés
EFEfacebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Feministas mexicanas instalan estatua de una mujer donde estaba la de Colón

facebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Lenguaje inclusivo migra a universidades, instituciones y empresas

ActualidadfacebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Feministas piden en Barcelona respuesta internacional para mujeres afganas

ActualidadEntretenimientofacebook

Tommy Dorfman, de 13 Reasons Why, anunció que es una mujer trans: “Esta es una evolución y estoy orgullosa de lo que fui”

Subscríbete al ABC del Día