La pandemia pudo haber creado una nación de bebedores problemáticos y las mujeres están entre las más afectadas - N Digital

COVID 19

ActualidadfacebooktwitterÚltimas Noticias

La pandemia pudo haber creado una nación de bebedores problemáticos y las mujeres están entre las más afectadas

Durante la rutina repetitiva de la pandemia, disfrutar de una copa de vino ocasional con las chicas ha sido reemplazado por la hora del vino Zoom, o peor aún, beber en confinamiento solitario.

“Los datos que tenemos muestran que el consumo de alcohol definitivamente ha aumentado desde el comienzo de la pandemia: alrededor de un 14% de aumento en la cantidad de días de consumo de alcohol por mes”, dijo la Dra. Sarah Wakeman, directora médica de la Iniciativa de Trastornos por Uso de Sustancias en el Hospital General de Massachusetts.

Para las mujeres, las cifras son aún más altas, dijo Wakeman. “De hecho, ha habido un aumento del 41% en los días de consumo excesivo de alcohol entre las mujeres desde el inicio de la pandemia”.

¿Por qué las mujeres empezaron a beber más que los hombres?

“Los estudios han demostrado que las complejidades de equilibrar las responsabilidades del hogar, el trabajo y el cuidado durante la pandemia han recaído de manera desproporcionada en las mujeres”, dijo la Dra. Leena Mittal, jefa de la división de salud mental de la mujer en el departamento de psiquiatría del Brigham and Women’s Hospital en Boston.

“También hay mucho marketing de nuevos productos alcohólicos dirigidos a las mujeres y especialmente a las mamás”, señaló Mittal, en un momento en que todos miran mucha más televisión. Agrega a eso la “cultura del vino de mamá que normalizaba y, de alguna manera, incluso glorificaba” el alcohol antes de la pandemia, y la línea entre el consumo social y el consumo de riesgo puede “volverse borrosa” rápidamente, dijo.

Una historia de fronteras perdidas

La pandemia también ha desdibujado los límites entre el hogar y el trabajo para muchas mujeres. Mittal cuenta la historia de una de sus pacientes que regresó caminando a casa del trabajo en los días previos a la pandemia.

“Hacía una caminata de 30 o 45 minutos que servía como ejercicio, como tiempo a solas, como alivio del estrés”, comentó Mittal. “Ella podía hacer la transición del trabajo a las responsabilidades del hogar y, al final, era como un amortiguador”.

Pero desde la pandemia, esas líneas se han desdibujado. En un esfuerzo por crear una sensación de espacio para ella y para su madre que vivía con ella, la paciente de Mittal comenzó a refugiarse en el alcohol.

“Después de que sus hijos se fueran a la cama, tomaba una o dos copas de vino con su madre. A veces era té, pero a menudo era vino y rápidamente se convirtió en más de lo que habían estado bebiendo en el pasado”, dijo Mittal. “Y creo que esta es una historia muy común”.

Hacerle frente a la pandemia es aún más difícil para aquellos que ya estaban luchando contra el abuso de alcohol y sustancias antes de que comenzara, enfatizan los expertos.

“Es como si toda la sociedad estuviera en llamas, incluidos aquellos que han conocido trastornos de salud mental y uso de sustancias”, dijo Mittal.

Peligros para la salud

Un nivel más alto de consumo de alcohol en las mujeres es preocupante, dijo Wakeman, debido al vínculo entre el alcohol y el riesgo de cáncer de mama.

“Cualquier cantidad de bebida aumenta el riesgo de cáncer de mama, y ​​ese es un riesgo único entre las mujeres”, dijo Wakeman. “Realmente no existe un nivel seguro de consumo de alcohol cuando se trata de cáncer de mama”.

Hay muchas más consecuencias por beber demasiado, tanto para mujeres como para hombres. Los accidentes y las lesiones están asociados con el consumo de alcohol, incluso en cantidades moderadas. La violencia doméstica a menudo es alimentada por el alcohol, al igual que el abuso infantil. También juega un papel en innumerables problemas de salud.

“El consumo de alcohol podría tener consecuencias relacionadas con la salud además de la adicción”, dijo Wakeman. “Como la presión arterial alta, el reflujo ácido, la enfermedad hepática y las lesiones hepáticas, que es algo en lo que estamos viendo un gran aumento, particularmente entre las personas más jóvenes y las mujeres de una manera que nunca antes habíamos visto”.

Sin mencionar el costo de la salud mental, incluida la depresión, la ansiedad y más.

“Varios estudios han demostrado que un mayor consumo de alcohol en la pandemia se ha asociado con un aumento de los síntomas de salud mental, incluso en personas que no tenían diagnósticos previos o necesidades previas de salud mental”, afirmó Mittal.

¿Has cruzado la línea?

Hombre o mujer, ¿cómo sabes si tu consumo de alcohol ha cruzado al lado oscuro? Un signo revelador es cuando la bebida comienza a interferir con tu capacidad para llevar a cabo tu vida diaria, dicen los expertos.

“El trastorno por consumo de alcohol se define como el uso compulsivo de alcohol a pesar de tener consecuencias negativas por su uso, como un impacto en tus relaciones, tu capacidad para funcionar en tu trabajo o en cualquier rol que tengas en tu comunidad”, explicó Wakeman.

Otra señal: sigues bebiendo a pesar de ese impacto negativo en tu salud física o mental.

“También puede ser no sentirse bien o tener dificultades para levantarse por la mañana”, dijo Mittal. “Y no te olvides de las relaciones. ¿Tienes más desacuerdos? ¿Las personas en tu vida expresan preocupación o notan que eres diferente? Ocultar tu forma de beber, o mentir al respecto, también son comportamientos preocupantes”.

Aquí hay una señal de alerta: estás sirviendo grandes tragos sin darte cuenta. Las pautas actuales de la American Heart Association exigen no más de dos bebidas estándar al día para hombres y una para mujeres y cualquier persona mayor de 65 años. Pero, ¿qué es una bebida estándar?

“Son 12 onzas de una cerveza normal, cuatro onzas de vino normal o una onza y media de licor si estás bebiendo licores”, indicó Wakeman. “Sin embargo, la gente puede estar sirviéndose una gran copa de vino y no darse cuenta de que en realidad son dos o tres porciones de vino y no solo una”.

“Sabemos que millones de estadounidenses beben por encima de esos niveles, incluso en tiempos previos a la pandemia”, agregó. “En 2019, unos 66 millones de estadounidenses tuvieron episodios en los que bebían más de los límites recomendados”.

Si tú (o un ser querido) parece estar luchando con el alcohol, no dudes en buscar ayuda, enfatizan los expertos. Hay muchos grupos de apoyo diferentes que pueden ayudar, como programas de 12 pasos y terapia individual.

Si te encuentras sin una verdadera bandera roja, pero deseas reducir el consumo para tu bienestar general, Mittal sugiere hacerlo con compasión.

“Todos estamos experimentando un estrés y un trauma sin precedentes. Todo el mundo tiene límites , y todos estamos siendo empujados más allá de nuestros límites en este momento. La autocompasión es realmente importante en todo esto”, afirmó.

“Siempre me preocupa que las personas sientan que han hecho algo malo si beben más de lo que les conviene”, agregó. “No es una falla moral. Si ves señales de que las cosas no van tan bien como deberían, date un poco de gracia y concéntrate en el cuidado personal en lugar de beber”.

FUENTE: CNN
Noticas de Interés
ActualidadDeportesfacebooktwitterÚltimas Noticias

Celtics pierden al dominicano Horford por covid para iniciar la final del Este

ActualidadfacebookInternacionalesRedesSaludtwitterÚltimas Noticias

Estados Unidos supera ya el millón de fallecidos por la covid-19

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Nueva York eleva a "alto" el nivel de alerta de covid-19

facebookSaludtwitter

La autoridad reguladora de EE.UU. autoriza la dosis de refuerzo de Pfizer para niños

Subscríbete al ABC del Día