Reseña del Pixel 4: Google necesita hacer más para destacar

Google via The New York Times

Los nuevos celulares Pixel 4 de Google llegarán a las tiendas esta semana. Los nuevos iPhones 11 de Apple debutaron el mes pasado. La pregunta es esta: ¿podrás notar la diferencia entre estos teléfonos inteligentes?

Solía ser fácil distinguirlos. Aunque las funciones del hardware del Pixel jamás fueron tan impresionantes como las de otros dispositivos de lujo, Google destacó al aprovechar su talento para el software y la inteligencia artificial con el fin de alcanzar —y a veces superar— a sus competidores en áreas como la fotografía de los teléfonos inteligentes.

Sin embargo, este año, los rivales llegaron al nivel del software de las cámaras de Google. Los iPhones más recientes, por ejemplo, han agregado capacidades parecidas a las de Google como un modo nocturno para tomar mejores fotos en la oscuridad.

Esas son malas noticias para Google, pues enfatiza algunos de los puntos débiles del Pixel.

Cuando se evalúa de manera aislada, el Pixel 4, que tiene dos tamaños de pantallas, es un dispositivo sólido en todos los aspectos. Tiene un segundo lente, con el que el sistema de cámara de por sí excelente de Google se vuelve ligeramente más capaz que el del año pasado. Ha incorporado un escáner de rostro parecido al del iPhone y un nuevo programa que imita los controles dactilares que tiene el dispositivo de Apple. La pantalla luce más nítida y brillante. También es genial que la grabadora de voz de Google pueda transcribir automáticamente los audios.

Sin embargo, los celulares de Apple y Samsung ahora tienen cámaras con lentes triples, que son más versátiles para tomar fotografías. El escáner de rostro del iPhone también es más seguro que el del Pixel.

Así que, dólar por dólar, es difícil recomendar un Pixel 4, que cuesta de 800 a 900 dólares, cuando puedes comprar un iPhone nuevo por 700 o 1100 dólares, o un Samsung Galaxy S10 por 900 dólares.

El Pixel 4 es el mejor en una cosa: integrar el software y los servicios de internet de Google en un dispositivo móvil de telefonía. A diferencia de otros celulares Android, los Pixel no están llenos de programas estorbosos e interfaces confusas. Pero, para la mayoría de la gente, eso no será suficiente.

Probé un Pixel 4 XL de 900 dólares comparándolo con iPhone 11 Pro de Apple con un costo de mil dólares durante una semana. Esto es lo que descubrí.

UN ESCÁNER FACIAL DEFECTUOSO

La nueva función más destacable del Pixel de Google también es la parte más deficiente del dispositivo.

Google decidió invertir fuertemente en el escaneo facial como una manera de desbloquear el Pixel 4. Cuando configuras el celular, escaneas un modelo 3D de tu rostro. Desde ese momento, cuando tomas el celular, se desbloqueará en cuanto verifique tu cara.

El escáner facial es parte de un nuevo sistema que Google llama Motion Sense, el cual está consiste en una serie de sensores, que incluyen cámaras infrarrojas que perciben la profundidad, así como un radar miniatura. El radar detecta cuando alguien toma el celular y activa las cámaras infrarrojas para que puedan escanear tu rostro en menos de un segundo.

¿El problema? BBC News informó la semana pasada que el escáner facial se desbloqueaba incluso cuando el usuario cierra los ojos, lo cual confirmé con mis pruebas. Esa es una gran falla de seguridad. Si estás dormido, todo lo que alguien tiene que hacer para tener acceso a tus datos personales es tomar tu celular y ponerlo frente a tu rostro. Eso hace que el escáner facial de alguna manera sea una función de seguridad más débil que un sensor de huella dactilar.

Google señaló mediante un comunicado que lanzaría una actualización de software en los próximos meses para añadir una opción que requiera que los ojos del usuario estén abiertos antes de desbloquear el celular. Mientras tanto, señaló la compañía, la gente podría desactivar temporalmente el escáner facial y usar un número secreto, un patrón o una contraseña en su lugar.

En contraste, el iPhone requiere que su propietario mire la pantalla antes de desbloquearse. Apple también afirma que la probabilidad de eludir el escáner de identificación facial con un rostro incorrecto es de una en un millón.

Le pregunté a Google cuál era el margen de reconocimiento erróneo del escáner facial del Pixel 4. Solo respondieron que los requisitos biométricos exceden sus estándares para los celulares Android en general.

Por ahora, el desbloqueo facial de Google parece una función de seguridad incompleta que no parece segura de usar, y lanzarla en ese estado sugiere que el gigante de las búsquedas trata la seguridad de los dispositivos como una ocurrencia adicional. Eso le da una mala imagen a Google en una época en la que a muchas personas les preocupa su privacidad digital.

PERDIENDO SUS VENTAJAS EN EL SOFTWARE DE LAS CÁMARAS

Para comparar la cámara del Pixel 4 con la cámara del iPhone 11 Pro, los probé en un entorno nocturno desafiante: un concierto al aire libre de Thom Yorke en el Teatro Griego en Berkeley, California.

Ambas cámaras tomaron fotografías decentes con poca luz. Pero las tomas nocturnas del iPhone lucían mucho mejor. Las fotos con poca luz del Pixel 4 a menudo lucían sobreexpuestas en comparación con las del iPhone. Esto se notó sobre todo en una fotografía en la que decenas de miembros de la audiencia encendieron las luces de sus celulares como una forma de aplaudir.

Para poner a prueba las cámaras durante el día, llevé los celulares a un parque para perros en San Francisco. Ambas cámaras dieron excelentes resultados. Las fotografías de mis perros lucían nítidas y claras con colores agradables.

Sin embargo, en varias tomas, el modo retrato del celular Pixel, que enfoca el primer plano y difumina ligeramente el fondo, sin quererlo creó una máscara digital fea alrededor de mi corgi, Max. Google dijo que esto ocurría cuando el mapa de profundidad de la cámara no seguía perfectamente la silueta del objeto principal.

El iPhone 11 Pro tampoco resultó perfecto con el modo retrato. A veces dejaba borrosas partes de un objeto cuando debían verse nítidas.

Aun así, me decepcionó más la cámara del Pixel 4 en este aspecto. Se supone que este celular es mejor al tomar fotografías en modo retrato que el modelo del año pasado gracias a su segundo lente, pero no noté una mejora evidente.

Por último, Google dejó fuera una función que Apple y Samsung apenas introdujeron en sus celulares: un lente de gran angular. La compañía señaló que sentía que mejorar la capacidad de acercamiento de la cámara era más importante. En mis pruebas, las tomas con acercamiento se veían muy bien en el Pixel 4.

Sin embargo, el lente de gran angular de otros celulares es útil para tomar fotos con un campo de visión más amplio en algunas situaciones, como una toma del Gran Cañón o un gran grupo que se reúne en la cena de Acción de Gracias, un efecto que el software del Pixel 4 no puede reproducir. La falta de este lente especial en el Pixel 4 no es esencial, pero disminuye su valor.

LA CONCLUSIÓN

El Pixel 4 tiene algunas funciones cautivadoras, como la de transcripción integrada directamente en su grabadora de voz, que funcionó bien en mis pruebas. La pantalla también tiene una frecuencia de actualización más alta, por lo que el movimiento resulta más uniforme.

Sin embargo, en general, estas ventajas no compensan los puntos débiles del Pixel 4, y me decepcionó que Google no hiciera más para distinguir su celular de lujo de su competencia. Ahora que sus rivales se están poniendo al mismo nivel de sofisticación respecto del software de fotografía, Google parece haberse quedado atrás en cuanto al hardware.

Hace poco, modifiqué mis criterios de actualización de teléfonos inteligentes para incluir consejos acerca de cuándo es imprescindible comprar un dispositivo nuevo. Para los que tienen celulares Pixel anteriores, recomiendo que esperen y vean lo que se sigue lanzando antes de considerar cambiar de dispositivo. Todos los Pixel anteriores, incluyendo el modelo original de 2016, aún reciben actualizaciones de software y seguridad, así que no hay prisa por comprar otro. El Pixel 4 será una buena alternativa solo si Google refuerza la seguridad del escáner facial.

Mientras tanto, la gente que disfruta los productos de Google tiene una buena opción: el Pixel 3A de 400 dólares, la versión económica del celular que fue lanzada en mayo. No tiene las ventajas de otros celulares de lujo, como la carga inalámbrica o el hardware resistente al agua, pero incluye una cámara inteligente de Google y una buena pantalla. Es el mejor celular Android que puedes comprar a ese precio.

Si Google no aumenta sus esfuerzos en el mercado del hardware de lujo, los dispositivos económicos quizá sean el único sector donde siga siendo relevante.

marbete impuestos internos dgii
Print
pasorapido
2019-05-03_14-30-03
2019-05-03_14-30-33

c. 2019 The New York Times Company


Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias