Genética podría ser culpable de que no te gusten las verduras - N Digital

    CORONAVIRUS (COVID-19)

facebookSalud

Genética podría ser culpable de que no te gusten las verduras

El sabor es importante para elegir lo que comemos. El hecho de que algunas personas no coman verduras porque sientan que “saben feo” quizá no tenga que ver con que sea melindroso para comer, probablemente sea su genética la que hace que ciertos alimentos se perciban con mal sabor a su paladar.

De acuerdo a Jennifer L. Smith investigadora en ciencias cardiovasculares de la Universidad de Kentucky hay un gen específico que hace que ciertos compuestos tengan un sabor amargo.

Gen TAS2R38

De acuerdo a la investigación, todos heredamos dos copias de variantes en un gen llamado TAS2R38. Estas dos variantes son AVI o PAV y su combinación determina su gusto.

AVI / PAV perciben los sabores amargos

PAV / PAV encuentran los mismos alimentos excepcionalmente amargos. A menudo se les llama “supergustos“.

Alimentos más rechazados

  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Repollo

Posiblemente también el chocolate negro, café y cerveza

Importancia de saberlo

Cuando se requiere modificar la dieta a una saludable, es aún más difícil mantenerla si los alimentos a integrar no son del agrado. Por ello es importante que tanto el paciente como los especialistas de la salud estén al tanto para así adaptar el plan.

Jennifer Smith sugiere probar otras opciones, hay una gran variedad de vegetales saludables y nutritivos, llenos de fibra.

La investigación

El estudio se hizo con175 participantes, más del 72% de ellos eran mujeres con una edad promedio de 52 años. Aquellos con una variante de PAV tenían más de dos veces y media menos probabilidades de consumir muchas verduras.

El trabajo de Smith destaca como el gen que provoca el sabor amargo de ciertos alimentos hace que sea más difícil para algunas personas en riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) agregar vegetales saludables para el corazón a su dieta.

La investigación preliminar ya fue presentada en las Sesiones Científicas de la American Heart Association.

Jennifer L. Smith espera expandir su investigación en el futuro para investigar diferentes hierbas y especias que harán que comer vegetales de sabor amargo sea más aceptable.

No todos los que rechacen las verduras lo hacen por la misma causa, primero habría que verificar si es cuestión de genes o si solo se debe a que se han llevado malos hábitos nutricionales.

Lo ideal al intentar seguir una dieta es solicitar asesoría especializada, sobre todo si se tiene alguna enfermedad y se está bajo tratamiento médico.

Fuente: La Opinión

Subscríbete aquí