Dietas bajas en grasas aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y Alzheimer en hombres - N Digital

Covid-19

facebookSaludtwitter

Dietas bajas en grasas aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y Alzheimer en hombres

Dieta

Infobae.- Una investigación demostró que las dietas bajas en grasas disminuyen los niveles de testosterona de los hombres, lo que puede aumentar el riesgo de una amplia gama de problemas de salud para los hombres.

Científicos del Reino Unido dicen que los niveles bajos de testosterona están asociados con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y enfermedad de Alzheimer.

En una muestra de 206 hombres, nutricionistas de la Universidad de Worcester pudieron observar que las dietas bajas en grasas reducían los niveles de testosterona en un promedio de 10 a 15 por ciento.

La disminución de testosterona fue incluso mayor para los hombres con dietas vegetarianas bajas en grasas: hasta un 26 por ciento, hallaron los expertos del estudio, publicado en la revista científica Science Direct.

La manteca es una de las apuntadas por su concentración de grasas saturadas (Shutterstock)

Las dietas bajas en grasas generalmente contienen predominantemente alimentos integrales, carnes magras como pollo sin piel, pescado, frutas, verduras y legumbres. Aunque si bien estas son opciones saludables, los expertos enfatizan la importancia de incluir grasas en la dieta de los hombres, que se encuentran en las carnes, nueces y productos lácteos como el queso y la leche.

Lo ideal es que los hombres consuman muchas grasas monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, las paltas y las nueces, para aumentar sus niveles de testosterona.

Si bien la grasa es un componente esencial de una dieta saludable y equilibrada, los expertos generalmente desaconsejan excederse en la ingesta de grasas saturadas, que se encuentran en la mantequilla, carnes grasas y golosinas como pasteles y bollería.

Demasiada grasa en su dieta, especialmente grasas saturadas, puede elevar su colesterol, señaló el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), lo que también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

La testosterona es la hormona sexual masculina y se produce principalmente en los testículos, pero también en las glándulas suprarrenales, que están cerca de los riñones.

Los hombres consuman muchas grasas monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, los aguacates y las nueces, para aumentar sus niveles de testosterona (Shutterstock)Los hombres consuman muchas grasas monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, los aguacates y las nueces, para aumentar sus niveles de testosterona (Shutterstock)

Los niveles normales de testosterona son clave para el rendimiento deportivo, la salud mental y la salud sexual de los hombres.

Los investigadores, que admiten que la grasa dietética es un tema controvertido en la ciencia de la nutrición, también encontraron que los hombres con ascendencia europea pueden experimentar una mayor disminución de testosterona, en respuesta a una dieta baja en grasas.

Si bien el estudio sugiere que las dietas bajas en grasas parecen disminuir los niveles de testosterona en los hombres, se necesitan más ensayos controlados aleatorios para confirmar este efecto, según el autor principal, Joseph Whittaker de la Universidad de Worcester.

“Idealmente, nos gustaría ver algunos estudios más para confirmar nuestros resultados”, advirtió. Sin embargo, es posible que estos estudios nunca lleguen, normalmente los investigadores quieren encontrar nuevos resultados, no replicar los antiguos.

Según el investigador, en el mientras tanto, “los hombres con niveles bajos de testosterona deberían evitar las dietas bajas en grasas”. Los niveles más altos de testosterona ya se han asociado con una reducción del riesgo de enfermedad crónica y la mortalidad.

La dieta cetogénica,  baja en hidratos de carbono y grasas, lleva al cuerpo a consumir la grasa acumulada como fuente de energía (Shutterstock)La dieta cetogénica, baja en hidratos de carbono y grasas, lleva al cuerpo a consumir la grasa acumulada como fuente de energía (Shutterstock)

En un estudio de 2007, un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge informó un vínculo entre niveles bajos de testosterona y alto riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, la relación entre la testosterona “endógena” (producida internamente) y la salud en los hombres es “controvertida”, dijeron.

En el otro extremo de la escala, los niveles altos de testosterona también se han relacionado con una gran cantidad de problemas enumerados por la Escuela de Medicina de Harvard , que incluyen recuentos bajos de espermatozoides, mayor riesgo de ataque cardíaco y retraso en el crecimiento en los adolescentes.

Los alimentos con grasas saturadas aumentan el riesgo cardíaco (Shutterstock)Los alimentos con grasas saturadas aumentan el riesgo cardíaco (Shutterstock)

Desde la década de 1970, ha habido una disminución en los niveles promedio de testosterona de los hombres y las tasas de hipogonadismo (testosterona médicamente baja) han aumentado, señalan los autores de Worcester.

Un rango normal de testosterona, generalmente medido por medio de una muestra de sangre, es típicamente de 300 a 1000 nanogramos por decilitro (ng / dL), según la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA), aunque se dice que los detalles varían según la edad.

Para este estudio, los investigadores combinaron los resultados de seis estudios bien controlados con un total de 206 participantes con una edad promedio de 46 años.

Primero pusieron a los hombres en una dieta alta en grasas, que consistía en un 40% de grasa, y luego los transfirieron a una dieta baja en grasas (20% de grasa) para calcular la disminución de testosterona como porcentaje.

Los investigadores combinaron los resultados de seis estudios bien controlados con un total de 206 participantes con una edad promedio de 46 años (Shutterstock)Los investigadores combinaron los resultados de seis estudios bien controlados con un total de 206 participantes con una edad promedio de 46 años (Shutterstock)

Los autores vincularon sus resultados a estudios similares realizados en humanos y ratones, que encontraron que una ingesta elevada de grasas monoinsaturadas puede aumentar la producción de testosterona.

“Las mejores grasas para la testosterona eran las grasas monoinsaturadas y, en menor medida, las grasas saturadas”, analizó Whittaker.

Es por esto que “las grasas monoinsaturadas también disminuyen su riesgo de enfermedad cardíaca, por lo que aumentar las grasas monoinsaturadas es una forma segura de aumentar sus niveles de testosterona. Las mejores fuentes de grasas monoinsaturadas son el aceite de oliva, los aguacates, las avellanas y las nueces de macadamia”, añadió.

Las grasas poliinsaturadas parecían ser las peores grasas para la testosterona (Foto: Shutterstock)Las grasas poliinsaturadas parecían ser las peores grasas para la testosterona (Foto: Shutterstock)

De acuerdo a los investigadores, los hombres con una dieta baja en grasas podrían aumentar su consumo de estos alimentos para aumentar su testosterona. Sin embargo, las grasas poliinsaturadas omega 6 que se encuentran predominantemente en los aceites vegetales pueden dañar la capacidad de las células para producir testosterona, sugirieron los resultados.

Esto se debe a que las grasas altamente insaturadas, como las poliinsaturadas, son más propensas a la oxidación, lo que causa daño celular.

“A partir de los resultados, las grasas poliinsaturadas parecían ser las peores grasas para la testosterona”, alertó Whittaker.

Noticas de Interés
facebookSaludtwitter

¿Puedo tomar analgésicos antes o después de recibir la vacuna contra el COVID-19?

ActualidadfacebookÚltimas Noticias

Beber café de cualquier tipo reduce el riesgo de problemas hepáticos

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Cuba anuncia que su vacuna candidata Abdala tiene una eficacia del 92,28 % en tres dosis

facebookSaludÚltimas Noticias

¿Es bueno incluir gelatina en la dieta?

Subscríbete aquí