UNCTAD afirma RD es pionera a nivel mundial zonas económicas especiales

De acuerdo a un  reporte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) 2019, la República Dominicana es uno de los pioneros del mundo en las zonas económicas especiales (ZEE), con un programa exitoso que atrae inversión extranjera directa (IED) y ha sostenido el crecimiento económico desde los años noventa.

De acuerdo al informe, los factores claves que impulsan este desempeño incluyen la proximidad del país al mercado de consumo de los Estados Unidos, los acuerdos comerciales preferenciales, los incentivos otorgados a las ZEE y la disponibilidad de mano de obra de bajo costo.

Sin embargo, a comienzos de siglo, el país enfrentó varios shocks externos: una desaceleración económica mundial, un alza en los precios del petróleo y, para el sector textil en el centro del esquema de ZEE, el fin del Acuerdo Multifibra en 2005 y la adhesión de China a la Organización Mundial de Comercio en 2001. El número de empresas y exportaciones de las ZEE se redujo y el programa se estancó hasta 2010 (Burgaud y Farole, 2011).

El documento señala que ADOZONA y el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE) han sido los organismos que han construido una alianza público-privada muy exitosa, reconocida a nivel mundial.

Te puede interesar  Condenan a 30 años de prisión a acusado de descuartizar a su pareja

Agrega además que en colaboración con las agencias de desarrollo de la fuerza laboral, se alentó el desarrollo de recursos humanos para apoyar la mejora del perfil de producción del país. Mientras que los fabricantes extranjeros en la industria textil se trasladaron a economías de menor costo, las empresas locales invirtieron en nuevas tecnologías (nuevos tipos de fibras) y capital humano para poder integrarse verticalmente y mantenerse competitivos con los productores de bajo costo. Los inversionistas locales desarrollaron vínculos inter-industriales y diversificaron la producción.

Algunos cambiaron la producción de prendas de vestir a calzado, algunos abrieron call centers y buscaron empresas conjuntas con compañías indias de TI (Schrank 2008), y otros abrieron fábricas y zonas económicas especiales en el vecino Haití. Como parte de este compromiso privado, la autoridad reguladora de las ZEE, el Consejo Nacional de Zonas Francas, y ADOZONA incrementaron sus esfuerzos para atraer a nuevos inversionistas de industrias emergentes, incluidos los servicios (call center y externalización de procesos comerciales), equipos quirúrgicos, productos farmacéuticos, joyería y electricidad. accesorios.

Te puede interesar  Salud Pública afirma hay 10 muertes por dengue en el país

Desde 2010, las exportaciones, la producción y los empleados de la ZEE se han recuperado y han seguido creciendo, aunque aún no han alcanzado los niveles de principios de la década de 2000 en términos de contribución relativa al PIB o al total de exportaciones. Su contribución a las exportaciones totales y el PIB se ha estabilizado en un 55 por ciento para las exportaciones y en un 3,2 por ciento para el PIB, niveles más bajos que los niveles anteriores del 85 y el 8 por ciento, respectivamente, lo que indica que la economía sin ZEE también está creciendo.

El número de parques industriales ha crecido en un tercio desde 2012, con un total de 73 zonas en la actualidad. La producción en las ZEE se ha diversificado, ya que las exportaciones de productos médicos y farmacéuticos representan más de una cuarta parte del total de las exportaciones, y los productos eléctricos y electrónicos representan aproximadamente la misma proporción (16 por ciento) que la industria tradicional de prendas de vestir y textiles en 2018.

Los estados siguen representando el mercado más grande, con la mayoría de las empresas que exportan allí (58 por ciento), a pesar de que esa participación ha disminuido desde 2000 (de 86 por ciento). En 2017, las ZEE proporcionaron alrededor de 166,000 empleos directos y un estimado de 250,000 empleos indirectos, la mayoría de los cuales aún eran trabajadores poco calificados (cuello azul, 71%), aunque la proporción de trabajadores técnicos ha aumentado constantemente desde el 2012.

Te puede interesar  Condenan a 30 años de prisión a acusado de descuartizar a su pareja

Un número de ZEE está suscribiendo acuerdos de colaboración con universidades locales. La capacitación a través de un programa ofrecido por el Instituto Nacional de Capacitación Técnico-Vocacional y ADOZONA está llegando a un número cada vez mayor de trabajadores de las zonas económicas especiales. En 2018, el Ministerio de Educación firmó un acuerdo con ADOZONA y la CNZFE para mejorar la calidad de la educación terciaria, haciéndolo más relevante para las empresas de ZEE.

2019-05-03_14-30-03
fdbpn728x90
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias