Gran Parada Dominicana en Nueva York celebra 30 años lleno de colorido y fiesta

La “Gran Parada Dominicana”, el desfile anual de la diáspora de República Dominicana en Nueva York, celebró este domingo sus 30 años con un reconocimiento a la lucha por los derechos de la comunidad LGBTQI.

El desfile conocido como la ‘Gran Parada Dominicana’ es el más importante de la comunidad dominicana en el extranjero. 

En la trigésima versión del desfile, fueron honradas personas gays lesbianas, bisexuales y trans a propósito de los 50 años de Stonewallel movimiento que inició la lucha por derechos de la comunidad LGBTQI. 

Este año el desfile se realizó en la 6ta Avenida -Avenida de las Américas- entre la 35th Street y 56th Street en Manhattan. Varios grupos LGBTQI dominicanos se registraron para participar en la Gran Parada Dominicana este domingo 11 de agosto.

En la ‘Gran Parada Dominicana’ este año se dieron cita el merenguero Rubby Pérez y los exponentes de música urbana, Toxic Crow y Diamond.

Los organizadores estimaron la asistencia al desfile dominicano en unas 400.000 personas.

Este año el desfile se realizó bajo el lema de “Nuestros jóvenes, nuestro futuro” y tuvo como madrina a la famosa cantautora dominicana Charytin Goico, conocida como la Rubia de América, una consentida del público latino, cuyo paso causó furor entre sus seguidores.

“Esto es demasiado para mi corazón”, dijo la Rubia de América a Efe en medio de gritos ensordecedores y que compartió este domingo con el padrino, el modisto dominicano Emilio Sosa, que diseña para musicales y que ha trabajado con estrellas como Celin Dion, Diana Ross, Spike Lee y Wynton Marsalis.

“Para mi es un orgullo (ser el padrino). Como siempre he dicho, nací en la República Dominicana y me crié aquí, pero la cultura siempre está en mi sangre”, dijo Emilio Sosa a Efe previo a iniciar el desfile.

Los dominicanos contaron este domingo con un soleado día de verano en un desfile en que no podían faltar los diablos cojuelos, esos personajes del carnaval dominicano, con sus vestuarios de brillantes colores, máscaras, y su hábil manejo del látigo, que en esta ocasión estuvieron representados por jóvenes que desfilaron al ritmo de música urbana.

La “Roba gallina”, uno de los personajes más populares de los carnavales, caracterizada por la exageración de su busto y trasero, acompañó a los diablos cojuelos y deleitó al público con sus movimientos al ritmo de la música.

Los políticos tampoco faltan a los desfiles -los grandes ausentes fueron el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio- y entre ellos estuvo Adriano Espaillat, nacido en República Dominicana, el primero en llegar al Congreso de EE.UU, quien estrechó manos al ritmo de una tambora, un instrumento típico del merengue.

También hubo un tributo al cantante Joseíto Mateo, el “Rey del merengue” que murió el 1 de junio del 2018, a los 98 años. Uno de sus emblemáticos merengues, “El negrito del batey”, se escuchó con fuerza desde múltiples bocinas colocadas en una camioneta, seguida por un grupo de baile, en su mayoría niños, que se movían al ritmo del famoso tema.

El cónsul Carlos Castillo destacó en declaraciones previas a Efe el avance de su comunidad en el renglón donde más se ha marcado su presencia en esta ciudad, el económico, como dueños de restaurantes, salones de belleza, barberías, supermercados, bodegas y compañías de taxis, aportan miles de millones a la ciudad. 

2019-05-03_14-30-03
fdbpn728x90
2019-05-03_14-30-33

Comparte tu opinión

Podcast-Puedes escuchar en audio nuestros boletines y noticias