Declaraciones de bienes de funcionarios entrantes y salientes que sorprenden - N Digital

CORONAVIRUS

ActualidadEn VídeofacebookNacionalesPolíticaPortadatwitter

Declaraciones de bienes de funcionarios entrantes y salientes que sorprenden

Odalis Castillo

Santo Domingo

El 17 de septiembre del 2020, se tenía previsto como el  plazo para que los funcionarios salientes y entrantes al tren gubernamental, depositen la declaración jurada de bienes a la Cámara de Cuentas,  y según  se ha publicado en algunos medios el Presidente Abinader había advertido la destitución de aquellos que no cumplieran con la fecha, pero este 15 de septiembre se anunció que la fecha se extendió al  próximo 28 de septiembre, dando oportunidades desde el principio a los incumplidores de la ley.

El 15 de septiembre sólo 1,490 funcionarios habían entregado su declaración: 890 del pasado gobierno y 600 del actual, según declararon las autoridades de la Cámara de Cuentas. Pero hay que saber que en el país hay un promedio de 22 ministerios y un total de 6,216 servidores que están obligados a declarar su patrimonio, por lo que es más que evidente que falta mucha gente por cumplir.

“Muchas cosas que pasan sistemáticamente como esta que a ti te preocupa, es que no se lleva la ley, se tiene como una declaración para guardar y no como un documento para hacer la verificación de la conducta administrativa, de la conducta ética de los funcionarios públicos”, considera Milagros Ortiz Bosch, Directora Ética Gubernamental, al respecto.

Y de que falta que se contrasten las declaraciones juradas de los funcionarios, hace falta, pues este análisis que hicimos es la muestra del botón, comencemos con la declaración del presidente saliente Danilo Medina. En el 2016 declaró bienes por 22, 897,641 pesos y este año reportó 25,852,949 pesos. Sus bienes inmuebles y muebles no sufrieron variación, continúo con un apartamento y una residencia y  que ni siquiera el valor aumentó en 4 años, como si copiaron el mismo documento.

En cuanto a los  vehículos de su patrimonio, sólo reflejaba dos Jeepeta Toyota Land Cruicer, que en el 2016, una era del  2003 por un monto de medio millón de pesos y otra del 2011 con precio de 2 millones de pesos. Luego en el 2020 reporta una compra de una del 2016 por más de 3 millones de pesos. Como ingresos sólo presenta su sueldo como entonces presidente,  y no presenta inversiones, únicamente una cuenta corriente que primero tenía 305 mil pesos y ahora 502 mil pesos.

Esta declaración jurada de bienes de un presidente, es el ejemplo de cómo se burlan de nosotros los funcionarios reportando lo que les place en su declaración, pues a pesar de que  se ha establecido que Medina fue uno de los pioneros de una empresa innovadora que prestaba dinero a los pobres, en su declaración de patrimonio no aparecen inversiones en empresas, ni una forma de ingresos que le permita vivir, que no sea el sueldo de presidente. O se trata  del hombre más fracasado de la historia que con tantos años de trabajo no tiene empresas, ni una inversión de qué vivir, o simplemente no está transparentando sus bienes.

Pero su caso contrasta con el de la Ministra de la Juventud del actual Gobierno del PRM, Kimberly Taveras,  quien con sus escasos 33 años, reporta una fortuna de 73,999,507 pesos.

Profundicemos en este caso, dice que se graduó a los 16 años del colegio e inició la carrera de Ingeniería química en la Universidad Pedro Henríquez Ureña, terminando en la UASD, si suponemos que duró 5 años para graduarse entre los cambios de academia a los 21 años todavía no era una profesional productiva y luego estudio una maestría y dos diplomados, ya a los 22 años es elegida como Directora del Distrito Municipal de la Guayiga por 6 años ( hablamos del 2010-2016) , si analizamos un poco los movimientos financieros que la misma Kimberly resalta en su declaración, nos damos cuenta de puntos que invitan a la reflexión.

Primero antes de ser directora Municipal, con 23 años y sin  trabajo declarado, ni compañías, ni bienes compra un vehículo del año con valor para entonces  990,158 pesos, luego en 2013, siendo ya Directora Municipal  compra un vehículo Hyunday veloster  por valor de 632,048 pesos.

Después de sólo tener vehículo, pasa a comprar una serie de bienes y todos los adquiere a partir del 2017, luego de dejar la función pública.

Vamos a detallarlos: compró en el 2017  un solar comercial por 2 millones de pesos, un segundo solar en el 2019 por 14,000,000 de pesos y un tercero en el 2020 por 5,800,000 pesos. Estamos hablando de adquisición de bienes por 19, 800,000 pesos en sólo 3 años.

Por otro lado sus préstamos, todos fueron tomados en el 2018, entre marzo y agosto,  por lo que el solar que compró en el 2017 no lo compró con préstamo. Sus cuotas por concepto de préstamo mensualmente ascienden a  195,351 pesos, pero sus ingresos desde el 2018 al 2019 eran sólo de 171,000 pesos mensuales por los dividendos de las compañías donde tiene acciones.

Es decir que sus  ingresos tenían un déficit de 24,351 pesos, sólo al pagar estas cuotas, sin contar los demás gastos de alimentación que presenta, que ascienden a 520 mil pesos, no explica si son anuales, pero de ser mensuales hablaríamos de 43,333 pesos más fuera de sus ingresos conocidos.

Dice tener cuentas por cobrar a  Roger mobiliarios urbanos,  por un total de 457 mil pesos. Al poner el nombre de esta empresa en internet  sale una empresa dominicana que se dedica  al manejo de residuos sólidos. Está deuda aparece desde el 2019, tres años después de ella ser Directora Municipal del Ayuntamiento de Pedro Brand, específicamente en la Guayiga.

La fortuna de Kimberly contrasta hasta con figuras de su propio Gobierno,  de una trayectoria laboral más amplia como la de la Procuradora Miriam Germán, quien declaró 7,786,302 pesos. Con tres vehículos (Nissan, Toyota y Gran Cherokee del 2015 y el 2019, entre 500 mil a 1,500 mil pesos. Tres cuentas bancarias, una corriente y dos de ahorro con 3,608.787 en total.

Pero en el pasado gobierno también sigue habiendo mucha tela que cortar. Por lo que  volviendo a los funcionario del PLD, vamos a revisar la declaración de patrimonio de Francisco Javier García, ex Ministro de Turismo, quien  en el 2016 declaró 35,449,234 pesos  y ahora en el 2020 declara 45,135,946 pesos.

En la primera declaración reporta dos empresas donde tenía acciones: inversiones Segovia por valor de 97 mil pesos e Inmobiliaria García por 24,400 pesos, recibiendo del Ministerio de Turismo 400 mil pesos de sueldo bruto y 45 mil pesos de combustible, ya en el 2020 amplía sus empresas agregando a las dos anteriores, un Rancho Agropecuario: Villa Limón, donde tiene 900 acciones  por valor de 90 mil pesos y Concepto Tropical, donde declara  4,994 acciones por 494 mil pesos.

En el 2016 detalló tener 9 solares y parcelas y tres apartamentos,  cada uno de un poco más de  2 millones de pesos, un precio que provocaría a muchos ciudadanos a querer saber  en qué lugar se ubican, pues ni en ciudad Juan Bosch aparecen a ese precio.

En la declaración del 2020, sigue teniendo la misma cantidad de solares, pero ahora no refleja apartamentos, ni casas, cuando en reportajes anteriores como en el 2010 hemos mostrado su suntuosa casa veraniega de cuatro niveles, con rotonda adoquinada, piscina, cancha de tenis, tejados a dos aguas, además de ventanas cubiertas por shuters y otras muchas comodidades. Dicha vivienda se ubica en el Mogote, Villa Altagracia.

“Hay inmuebles que han sido tasados hace 10, 15, 20 años en  millones y evidentemente su valor de mercado no es ese”, explica Faustino Collado, Coordinador Comisión Transparencia Participación Ciudadana.

Otra que apenas refleja el sueldo de su comunidad conyugal, es la ex vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, quien en el 2016 declaró 31,252,433 pesos y para el 2020 unos 51,906,692 pesos. No reporta tener vehículos de motor en ninguna de las dos declaraciones y resulta hasta obvio si pensamos que desde hace 16 años el Estado le facilita vehículos por su posición.

En la primera declaración reporta tres apartamentos que van entre los 6 millones a 10 millones de pesos respectivamente y en la segunda el apartamento que costaba 10 millones,  ahora cuesta 15 millones, un aumento importante en 4 años.

En el 2019 refleja la  compra de  una residencia de 20 millones de pesos. No presenta más ingresos que los de su sueldo de 304 mil pesos netos y los 315 mil de su esposo.

“La Dirección de Impuestos internos sólo registra los inmuebles que pagan impuestos, que en este caso los inmuebles que son de 7 millones y pico de pesos… Es decir que yo puedo tener apartamentos por debajo de 7 millones de pesos y esos no los registra el sistema, y entonces ahí es que la oficina de evaluación de la Cámara de Cuentas tiene que hacer descensos para comprobar estos datos”, precisa Collado.

Uno que aumentó su patrimonio entre 2016 al 2020,  fue Jean Alain Rodríguez, ex Procurador de la República, primero declaró 218,47, 676 pesos y al salir del puesto,  presentó 240, 420,660 pesos.

De su declaración resalta que en el 2016 no reporta vehículo de motor, ni de él, que pudiera ser entendible por los beneficios que ofrece el Gobierno, pero tampoco de su esposa, algo que suena irreal, y que hace sospechar que en las declaraciones no se hacen con la rigurosidad debida, luego en la declaración  del 2020  reporta un automóvil Lexus  del 2013 por un valor de 2 millones de pesos.

En la primera declaración dice tener tres apartamentos y en la segunda sólo dos, pero no pone una villa que tiene en La Romana, específicamente en Bahía Chavón 4a, que actualmente está en remodelación, tampoco transparenta un bote que ancla en la marina de Casa de Campo y que está vendiendo en 850 mil dólares.

Pero una persona que ostente este nivel de vida tiene que tener alguna fuente de ingresos fuera del sector público, en el caso del ex procurador refleja en sus declaraciones juradas  ingresos por alquiler de apartamentos entre 2,500 a 3,000 dólares,  es decir entre 146 mil a 175 mil pesos,  bonificaciones del Banco Popular para su esposa de 4,000,000 de pesos al año y dividendos por 182 mil pesos, además de gastos de representación y compensación por uso de vehículo y combustible por un total de más de 84 mil pesos, también tiene acciones en Jurinvet Abogados por 42,691, 835 pesos, en Far Niente SRL  por valor de 100 mil pesos igual en inversiones Decoy, también  en Grupo Popular por 8,263,690.

 

 

Noticas de Interés
ActualidadfacebookPolíticatwitter

EN VIVO: Senadora Faride Raful ofrece rueda de prensa

ActualidadEconomíafacebookNacionalesPortadatwitter

Equipo técnico de Danilo confirma responderá mañana a Abinader

ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitter

Ética pide a la CC no renunciar para agilizar investigación a declaraciones como la de Kinsberly Taveras

ActualidadfacebookNacionalestwitter

DGII emite norma para facilitar pago de deudas atrasadas y transparentar patrimonio

Subscríbete aquí