Hafter libera ocho mujeres presas en el marco del proceso de reconciliación - N Digital

Covid-19

ActualidadfacebookInternacionales

Hafter libera ocho mujeres presas en el marco del proceso de reconciliación

Hafter

Fuerzas del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este de Libia, anunciaron hoy la liberación de ocho mujeres presas después de que 107 milicianos de su brigada fueran puestos en libertad este jueves en el marco del proceso de reconciliación que trata de poner fin a una década de guerra civil.

Las autoridades locales de la ciudad de Zawiya, a 50 kilómetros al oeste de la capital, explicaron ayer que los reclusos formaban parte de la “brigada 107”, bajo las órdenes de Hafter, capturados en abril de 2019 durante la batalla por el control de Trípoli, que duró diez meses y que se cobró la vida de 1.500 personas -en torno a 300 civiles-, cerca de 15.000 resultaron heridas y más de 100.000 fueron desplazadas.

La misión especial de la ONU para Libia (UNSMIL) se felicitó por esa iniciativa, que calificó de “comienzo de la reconciliación nacional y la restauración del tejido social”, e instó a ambas partes a liberar a todos los detenidos antes del comienzo del mes sagrado de Ramadán, que arrancará el próximo 13 de abril.

En una entrevista este martes al diario italiano “Corriere della Sera”, el nuevo primer ministro del Gobierno de Unidad Nacional (GNU), Abdul Hamdid Dbeibah, declaró que el 80 % de las instituciones libias han sido unificadas en menos de un mes, entre ellos el Parlamento, el Banco Central y la Agencia de Energía. Asimismo defendió que todas las milicias deben ser “desmanteladas” e integradas en las fuerzas de seguridad e instituciones civiles del Estado.

El Ejecutivo, designado a través de un proceso político auspiciado por las Naciones Unidas, sustituye a los dos poderes enfrentados: el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) en Trípoli, encabezado hasta el otoño pasado por el primer ministro Fayez al Serraj y respaldado por la ONU, y el Ejecutivo no reconocido en el este, que tutelaba el mariscal Jalifa Hafter.

Por delante tiene la difícil tarea de pacificar la sociedad libia tras una década de conflicto, unificar las instituciones y conducir el país hasta las elecciones legislativas previstas para el próximo 24 de diciembre.

El proceso estuvo a punto de sufrir un revés tras la filtración de un informe del Panel de Expertos de la ONU en el que se denunciaba que la candidatura liderada por Al Menfi, y en la que se incluía Al Dbeibah, habría comprado votos durante las sesiones del Foro de Diálogo Político para Libia (FDPL), un organismo no electo creado “ad hoc” por la ONU en octubre.

Un grupo de 42 diputados proclives al presidente del Parlamento y líder de la candidatura derrotada había respaldado un documento en el que pedían aplazar la sesión hasta el 15 de marzo, fecha en la que se publicó oficialmente dicho informe, sin embargo la UNSMIL se opuso a esta iniciativa para no dilatar el calendario de la transición.

EFE

 

Subscríbete aquí