Incendio en el Pueblo de los pescadores destapó grandes carencias en Las Terrenas - N Digital

COVID 19

facebookNacionalesPortadatwitter

Incendio en el Pueblo de los pescadores destapó grandes carencias en Las Terrenas

Bomberos sin agua y bombas que se apagan, así trabajaron Bomberos de Las Terrenas en último incendio

Una radiografía de Las Terrenas, provincia Samaná, arrojó que aparte de todo lo que ofrece en cuanto al turismo, donde esta se caracteriza, vive carencias que atentan contra su desarrollo y bienestar de sus habitantes y quienes la visitan.

Las informaciones e impresiones obtenidas durante el programa de Nuria Investigación Periodística apuntan hacia dos realidades: su cuerpo de bomberos y hospital municipal no se encuentran debidamente equipados para brindar respuestas oportunas en caso de emergencia.

El incidente que destapó estas debilidades

El pasado cuatro de septiembre un fuego consumió totalmente una zona emblemática de Las Terrenas: el Pueblo de los pescadores, un lugar que también fue consumido por el fuego hace nueve años, el siete de mayo del 2012.

El inmenso humo en el cielo y el llamado de los vecinos puso en alerta a los propietarios y empleados de estos negocios en llamas. Desesperados, sacaban todo lo que podían para tratar de salvarlo.

El propietario del hotel Caribey, Xavier Martí, ubicado justo frente a la zona del siniestro, fue uno de los primeros en notar el incidente, sobre las 6:30 de la mañana del pasado sábado, que un fuego arropaba a Campo Kitchen, el primer local de la izquierda del famoso Pueblo de los Pescadores.

Incendio en el Pueblo de los pescadores

Incendio en el Pueblo de los pescadores

Incidentes de los Bomberos

Llamaron inmediatamente a los bomberos, quienes no tardaron en llegar.

“Los bomberos llegaron, rápido, muy rápido, de hecho, cuando llegaron solo había afectado el segundo local de este lado, más allá de donde se inició, del primero”, dijo Xavier.

Pero la sorpresa sería que llegaron sin agua. Acto seguido, se les proporción agua desde una cisterna ubicada en su negocio. Así empezaron a trabajar contra aquel incendió que se propagaba.

Los bomberos trataron de controlar las llamas, en lo que llegaba la segunda unidad adjudicada a Las Terrenas, que cuenta con mayor capacidad de agua, pero en tres ocasiones se les apagó la unidad, según el reporte, pues la misma es del año 1986.

En el mismo informe, dice fue solicitado un helicóptero para ayudar al proceso y cuatro unidades de las comunidades cercanas.

La de Sánchez llegó a tiempo, luego de agotar su agua, intentó reabastecerse en el lugar pero la bomba falló.

En ese momento apareció la unidad de Samaná y lograron terminar de controlar las llamas. La respuesta del helicóptero fue ofrecida una hora después.

El fuego tomó control de los 10 negocios establecidos en el Pueblo de Pescadores, provocó daños menores a tres establecimientos ubicados del otro lado de la calle y hasta quemó las luces delanteras y traseras plásticas de la primera unidad de bomberos debido a la cercanía con la que debían trabajar por el espacio.

“Cuando se acabó el último local se acabó el fuego, no hubo manera”, exteriorizó Martí con una notable molestia y tristeza, pues indicó que los esfuerzos fueron en vano.

El informe, luego de narrar las peripecias de los bomberos para atacar el fuego, concluye que todo pudo haber comenzado por la bobina de un inversor del restaurante Campo Kitchen.

Según una fuente interna de los bomberos del municipio, estos solo cuentan con un par de botas apropiadas para los cinco bomberos, incluso, una de las botas son plásticas, material totalmente inadecuado para enfrentar un incendio pues se derriten.

No tienen uniformes de seguridad, ni guantes, ni cascos suficientes, no tienen 300 pies de manguera que sirva porque casi todas están pinchadas, los vehículos son viejos y tienen poca capacidad de agua por lo que no puede realizar su labor con eficiencia.

Luego del primer incendio

A partir de la reconstrucción, en el 2012, luego del primer incendio, las reglas cambiaron para los negociantes. Los antiguos propietarios se convirtieron en inquilinos, y justamente en el 2022 es cuando vencerá el contrato de arrendamiento de 10 años.

Desde aquel entonces, los inquilinos, quienes arrendaron los negocios, han subrentado estos espacios, con montos, según revelaron, que distan de lo que recibe el Gobierno, considerándose como un negocio redondo para los que alquilan.

Durante la investigación, se determinó que no hay una supervisión para que los inquilinos originales lo subrenten, y que no les han exigido que, a pesar de sus entradas, paguen seguros ante siniestros.

El alcalde de Las Terrenas, Eduardo Esteban Polanco, sostuvo que no se puede mirar únicamente el tema de la reconstrucción del Pueblo de los Pescadores, sino que hay una serie de situaciones que ocurren en Las Terrenas que necesitan ser intervenidas.

“La ampliación de sus calles, el bacheo, la iluminación, el tratamiento de aguas residuales, el servicio de agua potable, la electricidad, la recogida de basura, la colocación de zafacones, la limpieza de playas, el servicio de bomberos y los servicios médicos son indispensables en el municipio”, sostuvo.

Un hospital sin equipo ni áreas básicas

Ante esta petición, Dionisio Martínez, comunitario y miembro del patronato del hospital, reveló que el hospital municipal fue entregado completamente vacío.

“Si lo que pasó en el pueblecito de los pescadores hubiese sido de día, la gente que iba a morir aquí en Las Terrenas era mucha porque no estamos preparados para una situación de emergencia”, dijo.

Ramón Brito Castro, quien es comunitario y presidente de la Asociación de Transporte Samaná, indicó que el hospital carece de la mayoría de los servicios que fueron prometidos durante su construcción y posterior entrega.

“Desafortunadamente, la estructura millonaria que luego de cuatro años fue inaugurada como el Hospital Pablo Antonio Paulino, principal centro de asistencia médica de Las Terrenas es solo una caja de mampostería bien pintadita de azul, gris y amarillo”, comentó.

La presidenta patronato del hospital, Nancy Espino, reveló, además, que este hospital no cuenta con el servicio de cirugía, de laboratorio y que no se cuenta con una fosa para los desechos biológicos.

Dionisio Martínez, presidente de la Cooperativa Agropecuaria de Servicios Múltiples de Las Terrenas, dijo que “el hospital no tiene un sistema telefónico que a la hora de una emergencia o referir a una persona a Samaná, a San Francisco de Macorís o a Nagua”.

Peticiones para Las Terrenas

Luego de la promesa dada a conocer por Turismo, de volver a levantar esta zona, solicitaron que los negocios cuenten con un sistema contra incendios y seguros ante siniestros que deben ser responsabilidad de los arrendados.

Por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones se solicita la ampliación de la calle doble vía que da acceso a la zona.

Del Ministerio de Salud Pública, se solicitó crear las condiciones para que funcione el hospital municipal.

Por otra parte, indicaron que la Dirección General de Presupuestos debe considerar el crecimiento de Las Terrenas en cuanto a residentes y visitantes para un aumento de las partidas al ayuntamiento, y esta a su vez debe priorizar, entre otros puntos, un equipo de bomberos que vaya más allá del recurso humano.

El alcalde de Las Terrenas pidió al gobierno central los recursos necesarios para que el municipio pueda exhibir al mundo, no solo sus bellezas naturales, sino, seguridad al residir o visitar la zona, pero también es un compromiso de los empresarios y de toda su comunidad, que unida, puede lograr grandes avances.

Noticas de Interés
ActualidadfacebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Ministro de Turismo presenta diseño de Pueblo de los Pescadores en Las Terrenas

Subscríbete al ABC del Día