Una dieta basada en vegetales reduce el riesgo de tener diabetes, según expertos de Harvard - N Digital

COVID 19

ActualidadfacebookRedesSaludtwitterÚltimas Noticias

Una dieta basada en vegetales reduce el riesgo de tener diabetes, según expertos de Harvard

En América, hay 62 millones de personas que viven con diabetes tipo 2. Este número se ha triplicado en la región desde 1980 y se estima que alcanzará la marca de 109 millones para el 2040, según el Diabetes Atlas. La investigación científica corre una carrera para comprender qué hace que cada vez más personas estén desarrollando esa enfermedad que es el resultado del uso ineficaz de la insulina por parte del cuerpo.

Ahora, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos aportó más pruebas sobre los mecanismos que hacen que si las personas consumen más alimentos en base a plantas, como frutas, verduras, frutos secos, café y legumbres, tienen menos chances de tener diabetes.

La investigación fue publicada en la revista Diabetologia de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes. Demuestra que el consumo de alimentos saludables a base de plantas, como frutas, verduras, frutos secos, café y legumbres, se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 en personas generalmente sanas y apoya su papel en la prevención de la diabetes.

El estudio fue liderado por el profesor Frank Hu y sus colegas del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston, EEUU, y tenía como objetivo identificar los perfiles de metabolitos relacionados con diferentes dietas basadas en plantas e investigar las posibles asociaciones entre esos perfiles y el riesgo de desarrollar diabetes. Los metabolitos son las sustancias producidas tras la digestión u otros procesos químicos corporales.

Un metabolito es una sustancia utilizada o producida por los procesos químicos de un organismo vivo e incluye el gran número de compuestos que se encuentran en los distintos alimentos, así como la compleja variedad de moléculas que se crean a medida que esos compuestos se descomponen y se transforman para ser utilizados por el organismo.

Las diferencias en la composición química de los alimentos hacen que la alimentación de un individuo se refleje en su perfil de metabolitos. Por recientes avances tecnológicos en el campo de los perfiles metabolómicos de alto rendimiento, se ha dado paso a una nueva era de la investigación nutricional.

Los investigadores de Harvard tuvieron en cuenta que más del 90% de los casos de diabetes son de tipo 2, y esta enfermedad supone una gran amenaza para la salud en todo el mundo. Porque la diabetes sin control puede producir complicaciones, tanto macrovasculares, como las cardiovasculares, como microvasculares, que dañan los riñones, los ojos y el sistema nervioso.

La epidemia de diabetes está causada principalmente por las dietas poco saludables, el sobrepeso o la obesidad, la predisposición genética y otros factores del estilo de vida, como la falta de actividad física. Si bien ya se sabía que la alimentación basada en plantas, especialmente las saludables y ricas en alimentos de alta calidad como los cereales integrales, las frutas y las verduras, se ha asociado a un menor riesgo de desarrollar diabetes, aún no estaban claros los mecanismos subyacentes implicados.

El equipo realizó un análisis de muestras de plasma sanguíneo y de la ingesta dietética de 10.684 participantes de tres cohortes prospectivas de estudios previos. Los participantes eran predominantemente blancos, de mediana edad (media de 54 años) y con un índice de masa corporal medio de 25,6 kg/m2.

Los participantes en el estudio rellenaron cuestionarios de frecuencia de alimentos que se puntuaron según su adherencia a tres dietas basadas en plantas: un Índice de Dieta Basada en Plantas (PDI) general, un Índice de Dieta Basada en Plantas saludable (hPDI) y un Índice de Dieta Basada en Plantas no saludable (uPDI).

Los índices dietéticos se basaban en la ingesta individual de 18 grupos de alimentos: alimentos vegetales saludables (cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos, legumbres, aceites vegetales y té/café); alimentos vegetales no saludables (cereales refinados, zumos de frutas, patatas, bebidas azucaradas y dulces/postres); y alimentos de origen animal (grasas animales, lácteos, huevos, pescado/marisco, carne y alimentos de origen animal diversos).

El equipo distinguió entre alimentos vegetales saludables y no saludables según su asociación con la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, ciertos cánceres y otras afecciones, como la obesidad y la hipertensión arterial.

Los investigadores analizaron muestras de sangre tomadas a finales de la década de 1980 y en la década de 1990 en la fase inicial de los tres estudios mencionados anteriormente para crear puntuaciones de perfiles de metabolitos de los participantes, y se registraron todos los casos de diabetes incidentes durante el período de seguimiento del estudio. El análisis de estos datos junto con las puntuaciones del índice de la dieta permitió al equipo encontrar correlación entre el perfil de metabolitos, el índice de la dieta y el riesgo de diabetes.

El estudio descubrió que, en comparación con los participantes que no desarrollaron la diabetes tipo 2, los que fueron diagnosticados con la enfermedad durante el seguimiento tenían una menor ingesta de alimentos saludables de origen vegetal, así como puntuaciones más bajas para el índice de dieta basada en plantas y el índice de dietas basadas en plantas saludables.

Además, tenían un índice de masa corporal medio más alto y eran más propensos a tener la presión arterial y los niveles de colesterol elevados, a utilizar medicamentos para la presión arterial y el colesterol, a tener antecedentes familiares de diabetes y a ser menos activos físicamente.

En el caso del consumo de café, que también fue asociado a menor riesgo de diabetes, se sabe que tiene polifenoles. Tiene un alto contenido de trigonelina, un compuesto vinculado a una mayor sensibilidad a la insulina en algunas investigaciones. Otro compuesto vinculado al consumo de café, así como de cereales integrales y fruta, se llama hipurato, y se ha relacionado con una mayor estabilidad del azúcar en sangre.

Por el momento, según los investigadores, las pruebas sugieren que la mejor opción para la salud es comer muchas plantas no procesadas y reducir los alimentos procesados y los azúcares añadidos, aunque sean técnicamente vegetales.

 

INFOBAE

 

 

Noticas de Interés
facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

EE.UU. investiga policía de Nueva York por su gestión de casos sexuales

facebookNacionalestwitter

SNS y PUCMM se unen para fortalecer investigación y formación académica

ActualidadCienciaCuriosidadesfacebookÚltimas Noticias

Descubren restos de 'Australopithecus' hallados en una cueva sudafricana son casi 1 millón de años más antiguos de lo que se creía

ActualidadfacebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Mujeres atacadas en restaurante de Tangshan se recuperan de las heridas, según la policía de China

Subscríbete al ABC del Día