Qué dicen los expertos sobre la viruela del mono - N Digital

COVID 19

ActualidadCuriosidadesfacebookRedestwitterÚltimas Noticias

Qué dicen los expertos sobre la viruela del mono

Entre España, Portugal, el Reino Unido y Estados Unidos, se cuentan más de 45 casos, entre sospechosos y confirmados, de viruela del mono. Una enfermedad que, principalmente, se ha convertido en endémica en las regiones selváticas de África, aunque se han detectado brotes esporádicos en otras naciones. Tres especialistas explicaron de qué se trata esta enfermedad que ya puso en alerta a los expertos de todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela del mono “es una zoonosis viral (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) rara” que “sigue apareciendo esporádicamente en algunas partes centrales y occidentales de la selva tropical de África”.

“Hemos visto casos confirmados fuera de Portugal, casos sospechosos fuera de España y estamos viendo una expansión de casos confirmados y sospechosos a nivel mundial”, aseguró Jennifer McQuiston, subdirectora de la división de patógenos y patologías de alta consecuencia de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). En ese sentido, la experta aseguró que, por el momento, “nadie tiene sus brazos alrededor de esto para saber cuán grande y expansivo puede ser”.

Esta expresión fue respaldada por Maria Van Kerkhove, directora de la unidad de enfermedades emergentes y zoonosis en el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS: “Hemos identificado casos positivos en el Reino Unido, Portugal y España. Y esperamos que haya otros”.

La viruela del mono es una zoonosis viral (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) rara, afirmó la OMS
(Getty Images)

El virólogo Mario Lozano, doctor en Ciencias Bioquímicas y experto en Biología Molecular, afirmó: “La viruela de simios o de monos es una enfermedad producida por el virus Monkeypox. Este virus es un pariente del virus de la viruela humana (virus variola) que fue erradicado de la Tierra en 1980. Aunque su nombre señala a los monos, porque fue detectada primero en estos animales, se supone que su anfitrión natural son los roedores”.

“La viruela del mono es una enfermedad generada por un virus similar al de la viruela que, obviamente, ya está radicada en el mundo y por eso se dejó de vacunar contra esta patología en los ‘80″, explicó Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). En ese sentido, el experto señaló que, “en general, se produce en los animales, en los primates (monos), pero se cree que el reservorio son pequeños roedores como las ardillas, desde las cuales se transmiten al mono y después al hombre, ya que se invade mucho el hábitat de estos animales”.

El médico argentino aseguró, además, que “hay brotes esporádicos”. “Ya hubo brotes en Estados Unidos, por el 2003, y ahora aparentemente en Inglaterra se han detectado algunos casos. Pero en la zona donde se mantiene como endémica es en la zona de África: Guinea, Nigeria, Congo y otras regiones del continente”, explicó Teijeiro.

"En general, se produce en los animales, en los primates (monos), pero se cree que el reservorio son pequeños roedores como las ardillas, desde las cuales se transmiten al mono y después al hombre, ya que se invade mucho el hábitat de estos animales", dijo a Infobae Teijeiro
(Getty Images)

Cómo se transmite y cuál es la situación en el mundo

Según la OMS, la viruela del mono “se puede propagar a otras personas, pero la transmisión de persona a persona por sí sola no puede sustentar fácilmente un brote”. “Alguien puede infectarse a través del contacto directo con gotitas respiratorias de otra persona que tenga viruela del simio en el hogar o en un centro de salud, o con materiales contaminados como la ropa de cama; pero, si bien estos son los principales modos de transmisión de persona a persona, los brotes de viruela símica tienden a ocurrir en pequeños grupos de unos pocos casos, sin dar lugar a una transmisión comunitaria generalizada”, resaltaron.

“Estamos encontrando dónde estamos buscando”, aseguró Van Kerkhove y advirtió: “Claramente ha estado sucediendo durante algunas semanas”. Asimismo, la funcionaria de la OMS explicó que “la mayoría de los casos se han detectado en hombres que son homosexuales, bisexuales o son hombres que tienen sexo con hombres”, aunque aclaró que no se deberían “enfocar demasiado sobre ese hecho”.

Lozano, en tanto, agregó: “En general los contagios se dan por contacto cercano con los fluidos de otra persona, en especial el líquido que supura de las pequeñas llagas que se producen en la piel”. Por su parte, el organismo sanitario internacional explicó que “el virus de la viruela del simio es un ortopoxvirus que causa la viruela del simio humano, una enfermedad viral con síntomas similares a la viruela”. “Esta enfermedad cuenta con un menor riesgo que la viruela habitual, pero sí se presenta con manifestación cutáneas, fiebre, mal estar general y el dolor de cabeza. Lo habitual para una enfermedad infecciosa”, describió Teijeiro.

Hasta el momento, según reportaron las autoridades sanitarias de cada nación, se registran más de 45 casos, entre confirmados y sospechosos:

España: 23 casos, entre sospechosos y confirmados.

Portugal: 20 sospechosos, de los cuales 5 fueron confirmados.

Reino Unido: 9 casos confirmados

Estados Unidos: 1 confirmado (en el estado de Massachusetts)

“Esta es la primera vez que se ha relacionado el contagio a través de relaciones sexuales pero este modo de transmisión novedoso para este virus todavía requiere de confirmación. Hasta ahora, este virus no suele transmitirse fácilmente entre personas por lo que no es muy contagioso”, detalló Lozano y agregó: “Los casos son muy pocos, por lo que la enfermedad no conlleva un riesgo sanitario que debiera preocupar a la población”.

De todos modos, el virólogo resaltó que “es importante que los sistemas de salud estén atentos a cualquier brote. Sobre todo ahora cuando se sospecha que se a abierto una nueva vía de contagio, aunque insisto… no esta confirmada todavía”. “En junio de 2003 se informó el primer caso de viruela de los monos en varias personas en un brote que comprendió múltiples estados de los Estados Unidos, las cuales habían tenido contacto con perros de las praderas y otras mascotas exóticas infectadas. Es decir, la señal de alarma de estos pequeños brotes es el modo de transmisión, ‘hombres que tienen sexo con hombres’, que anteriormente no se tenía registrado esta forma de transmisión”, añadió Darío Álvarez, bioquímico y especialista en virología (MN 10659).

Según la OMS, la viruela del mono “se puede propagar a otras personas, pero la transmisión de persona a persona por sí sola no puede sustentar fácilmente un brote”
(Getty Images)

El organismo internacional sanitario aseguró, además, que “alguien puede infectarse a través del contacto directo con gotitas respiratorias de otra persona que tenga viruela del simio en el hogar o en un centro de salud, o con materiales contaminados como la ropa de cama”, aunque aclaró que “los brotes de viruela símica tienden a ocurrir en pequeños grupos de unos pocos casos sin dar lugar a una transmisión comunitaria generalizada”, por lo cual advirtieron que “los brotes se pueden controlar fácilmente cuando se responde rápidamente”.

“Las autoridades del Reino Unido sospechan que puede haber transmisión comunitaria y temen que este distribuyéndose el virus entre individuos asintomáticos pero ese escenario tampoco es real aún. Solo es una prevención”, aclaró Lozano.

Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, se refirió al reciente brote y aseguró: “Estamos viendo un cambio en la distribución de edad de los casos. Estamos viendo un cambio en la distribución geográfica de los casos. Tenemos que entender realmente esa ecología profunda. Tenemos que entender realmente el comportamiento humano en esas regiones y tenemos que tratar de evitar que la enfermedad llegue a los humanos en primer lugar”.

Ante este panorama mundial, Van Kerkhove aseguró: “Lo que debemos hacer en este momento es concentrarnos en detener la propagación. Y podemos hacer eso. Podemos hacerlo con los mensajes apropiados, con las pruebas adecuadas… con aislamiento de apoyo y atención clínica según sea necesario, protegiendo a los trabajadores de la salud”.

Cuáles son los síntomas
La OMS advierte que, tras un periodo de incubación de entre 6 y 16 días (que puede variar entre 5 y 21), la infección se divide en dos periodos:

– Invasión (entre los días 0 y 5): caracterizado por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía)

– Erupción cutánea (entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre): aparecen distintas fases del exantema. En general, primero afecta al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo, siendo que las regiones del cuerpo más afectadas son la cara (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos). La evolución de esta suerte de ampollas avanza a maculopápulas (lesiones de base plana) a vesículas (ampollas llenas de líquido), pústulas y costras (tras unos 10 días), las cuales desaparecen por completo hasta 3 semanas más tarde.

En tanto, la ubicación y gravedad de las lesiones varían dependiendo de las personas. Las zonas afectadas son: mucosas de la boca (70% de los casos), los genitales (30%), la conjuntiva palpebral (20%) y la córnea (globo ocular). De todas maneras, la viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días, siendo que los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones, detalló la OMS.

Además, Álvarez explicó que “los signos y síntomas son semejantes a los de la viruela común aunque más leve, donde los pacientes presentan, fiebre, síntomas respiratorios y un exantema vesicular parecido al de la viruela, con la diferencia que en la viruela de mono la linfadenopatia (agrandamiento de los ganglios linfáticos) son más grandes en los estadios iniciales”.

“Es importante que entendamos que no hay que asustarse por la aparición de estos virus, aparecen constantemente de varios tipos diferentes y aparecían hace muchas décadas también, lo que pasa es que solo detectamos lo que buscamos… y ahora se los busca más activamente”, señaló Lozano. Quien además afirmó: “El problema en África es de varias magnitudes mayor y ocurre hace mucho tiempo. Sin embargo, también es importante que estemos alertas para evitar que se propague una nueva afección en nuestro territorio y que podamos detener rápidamente un brote apenas empieza”.

Y a modo de ejemplo, el virólogo destacó: “La viruela humana fue una enfermedad muy grave que produjo varias pandemias y millones de muertes y que tuvo una crucial incidencia en la derrota de los imperios Azteca e Inca por Cortes y Pizarro, respectivamente. La viruela de monos es una enfermedad menos grave. Produce miles de infecciones en África al año, con una mortalidad entre el 1% y, en algunos casos, el 10%”. Siendo que el organismo internacional aseguró que “la mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños y, en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela símica”

“Se la ha detectado casos ocasionalmente fuera de África, generalmente con brotes que afectaron a decenas de personas, como en este caso, y relacionados con el tráfico de animales exóticos”, detalló Lozano. En tanto, Teijeiro agregó: “La viruela del mono no tiene un tratamiento específico y los riesgos de contraerla siempre van a estar mientras el humano vaya invadiendo el hábitat de los animales”, explicó Teijeiro.

Para finalizar, tanto el infectólogo aseguró que “no hubo ningún caso en la Argentina, hasta el momento”; mientras que el virólogo agregó: “Todavía no hubo casos en Argentina, pero no podemos descartar que la enfermedad llegue porque se esta distribuyendo en varios países con los que tenemos estrechos contactos”. Al tiempo que Álvarez concluyó: “La inmunización con vacuna antivariólica previene la enfermedad y evita la diseminación masiva de la infección (la mortalidad de la infección por viruela suele ser del 30 % en pacientes no-inmunes), además la vacuna protege o reduce las manifestaciones clínicas de la viruela de mono”.

INFOBAE

Noticas de Interés
facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Se reportan dos casos más de viruela del mono en Colombia

ActualidadfacebookInternacionalesRedestwitterÚltimas Noticias

Siete de cada 10 estadounidenses no quieren que Biden intente renovar mandato

facebookInternacionalestwitterÚltimas Noticias

Colombia extradita a USA a "La Negra", hermana del líder del Clan del Golfo

ActualidadfacebookInternacionalesRedestwitterÚltimas Noticias

La OMS reclamó una respuesta “urgente” de Europa para combatir la viruela del mono

Subscríbete al ABC del Día