Estafas en negocios piramidales son el cuento de nunca acabar; ahora es Jairo González, el supuesto pastor de las criptomonedas - N Digital
ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitter

Estafas en negocios piramidales son el cuento de nunca acabar; ahora es Jairo González, el supuesto pastor de las criptomonedas

Si bien el país no se repone el bombardeo mediático que dejó el paso de Wilkin García Peguero, alias Mantequilla, por el acontecer nacional, ahora aparece otro hombre bajo un mismo esquema de negocio piramidal que irrumpe en la escena.

Se trata de Jairo González, conocido como El Pastor de las Criptomonedas, mismo que tiene varias denuncias en la justicia dominicana por captar miles de dólares de clientes con la promesa de multiplicar sus inversiones, el cuento de nunca acabar en la República Dominicana.

Otra particularidad de González es que captó decenas de clientes a través de la iglesia evangélica, a la que pertenecía siendo baterista, por lo que el abuso de confianza está más que presente en este caso tratado por Nuria Investigación Periodística.

Este joven tiene querellas interpuestas ante la Procuraduría Especializada contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología por estafa y abuso de confianza.

Por esa razón, afectados se están uniendo en varios grupos para tomar acciones legales. Según sus abogados, los contratos mediante los cuales se hacían las negociaciones son dolosos ya que no se hacían en calidad de inversión sino de préstamo, con el desconocimiento de los clientes y también señalan otras irregularidades.

González, a través de su empresa Harvest Trading Cap, le prometía a sus clientes devolver el 8% de la inversión realizada en su compañía en tres meses, promesa que se fue incumpliendo conforme al paso del tiempo.

González, socio junto a Kelmin Santos Rodríguez, de Harvest Trading Cap, una empresa creada en 2014 que según su página web se dedica a la asesoría de inversión en los mercados financieros pero de acuerdo al registro mercantil, emitido en mayo de 2020, 6 años después de haber sido creada, tiene una gama muchísimo más amplia de casi 60 servicios en los que no incluye inversión en bolsa de valores.

De acuerdo a los denunciantes, mediante el manejo de trading e inversión en bolsa de valores y criptomonedas, al inicio del negocio prometían devolver el 30 por ciento de la inversión en tres meses.

“Han sido muchos los esfuerzos para reunir ese capital de trabajo y de la noche a la mañana ese personaje quedarse con el dinero”, dice Elías Chavalier, uno de los denunciantes, quien detalló que su primer contrato con Harvest fue de 5 mil dólares, que era el mínimo para poder entrar ahí.

En total invirtió unos 12 mil dólares. Otros cinco denunciantes también invirtieron significativas sumas de dinero.

Al inicio no exigía un monto mínimo de inversión, pero los denunciantes establecen que ante el crecimiento del negocio, lo hizo.

“Luego fue reduciendo la cantidad porque supuestamente los bancos le estaban poniendo impedimentos y por ese motivo bajó a 15, luego bajó a ocho”, dice un pastor que prefirió ocultar su identidad en Nuria Investigación.

Los denunciantes establecen los motivos que les hicieron confiar para invertir tales sumas de dinero, entre los que se encuentra que Jairo González es cristiano y que la empresa Harvest se alojaba en un edificio de lujo.

“Estamos hablando de un cristiano y la misma Biblia como que nos orienta a tener ese tipo de compañerismo, ese tipo de relación familiar. Como él era músico, el mundo cristiano es una cadena”, dice el pastor.

Por este motivo, gran parte de los inversionistas pertenecen a la comunidad evangélica. Pero también señalan otros elementos que formaron parte del convencimiento.

Mientras que José Espinal, otro de los denunciantes, cuenta que la oficina que alojaba a Harvest Trading era ejecutiva, lo que le daba credibilidad hasta el punto de firmar un contrato.

“Además, él impartió un curso él mismo y en el curso le explicaba la temática. Yo no conocía lo que era la Bolsa de valores y él explicaba en el curso cómo se generaba el ingreso”.

Otro de los motivos que incentivó a los inversores eran los lujos que acostumbraba mostrar Gonzáles, una muestra para ellos de que aquel simple baterista de una iglesia había progresado económicamente de manera holgada.

“También está otro atractivo, que es la parte del desarrollo que él estaba teniendo económicamente y el que lo viene mirando de abajo dice Oye, pero Jairo ha progresado bastante.

En poco tiempo, el joven pasó de ser un humilde baterista en la Iglesia de Dios Central en Los Alcarrizos y taxista a un próspero empresario que incluso fue incluido por una reconocida revista en los ‘Tech Leaders’ o “Lideres de la Tecnología” 2022, junto a un grupo de altos ejecutivos de las principales compañías de telecomunicaciones, empresarios y funcionarios de instituciones vinculadas al área tecnológica, destacándolo como “creador de un completo ecosistema ‘Blockchain’ único en la región que brinda diversas alternativas de usabilidad”.

Basándose en todos estos elementos, los inversionistas creían que su dinero estaba asegurado pero señalan que desde hace aproximadamente un año enfrentan dificultades para recibir las ganancias acordadas.

“En marzo, cuando voy a renovar el contrato, que veo que hay un dinero que no se, lo que me prometieron no fue cumplido. Viene junio y siguen con el mareo”, detalla José Espinal.

“Una parte que  a mí y a muchos nos empezó a generar dudas fue la excusa que ellos empezaron a poner de que los brokers estaban congelados o bloqueados, entonces que no podían capitalizar el dinero y que aquí la Superintendencia de Bancos que le tenía los fondos bloqueados”, indica el pastor.

Mientras recibían excusas, muchos de los inversionistas tenían familiares con situaciones muy delicadas de salud, por lo que la necesidad de que le desembolsaran el dinero era apremiante.

“Le presenté la situación de mi madre, que estaba postrada en una cama con cáncer. Y él no le puso caso a eso. Mando a decirle que le mande una cuenta para él, citarme algo para que yo me ayude? Me molesté porque yo no le estoy pidiendo un préstamo, no le estoy pidiendo un favor. Estoy reclamando mi dinero”, dice Elías Chavalier.

Lamentablemente su madre falleció en noviembre de 2022 de cáncer de mama y considera que de haber recibido el dinero, tal vez habría pasado esto.

Mientras tanto seguían las excusas hasta que las oficinas que antes estaban localizadas en las avenidas Núñez de Cáceres y República De Colombia fueron cerradas y los inversionistas optaron por contactar via telefónica a los empleados de Harvest.

Cada vez cobraban más fuerza los rumores de que se trataba de una estafa a gran escala con cientos de personas que invirtieron aproximadamente 25 millones de dólares. Consultamos a un analista financiero para tratar de entender la naturaleza de este caso.

Diego Sosa, experto en finanzas, indicó que si Harvest compraba criptomonedas, en este caso Bitcoin y los vendía, los tenía que vender mucho más barato que lo que lo compró para ver cubrir esos préstamos que ellos estaban dando. Cuando la gente comienza a buscar su dinero, ya se acaba el sistema Ponzi, porque esto no es más que un criptoPonzi.

Que por definición es un falso programa de inversión que promete ganancias astronómicas a través de criptomonedas.

Incluso el reconocido cantante cristiano Robert Green, del grupo Barak, estuvo entre los afectados, como lo declaró en este video que publicó en sus redes sociales, donde afirma que muchas personas en la misma situación le han contactado.

“No quiero mal para el pero si quiero el bien para todas esas personas que están pasando situaciones. Yo tengo en esa inversión mucho dinero, más de 100 mil, mucho más de 200 mil dólares y no he recibido un peso para atrás”, dice Robert Green.

Algunos han llegado a comparar a Jairo Martínez y Harvest Trading Cap con la empresa 3.14 Inversiones y Wilkin García (Mantequilla), quien actualmente seis meses de prisión preventiva bajo cargos de estafa y amenaza de muerte.

“Es exactamente el mismo sistema. Yo trato de conseguir dinero y con el dinero que me va entrando yo devuelvo los intereses que me van diciendo”, dice Sosa.

El cantante Robert Green comentó que: “Mantequilla es solo un bebé delante de este tipo. Solo de amigos que conozco hay más de 5 millones de dólares invertidos en su empresa”, algo que es ratificado por otros afectados.​

Noticas de Interés
ActualidadfacebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Periodista Katherine Hernández denuncia esquema fraudulento de criptomonedas con entrevista a Nuria Piera

ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitterÚltimas Noticias

Red Gaviota se introducía en iglesias y realizaba donaciones a ONG para captar nuevas víctimas

facebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Aplazan audiencia preliminar a Jairo González, imputado por estafa millonaria

ActualidadfacebooktwitterÚltimas Noticias

Aplazan audiencia preliminar contra Jairo González

Subscríbete al ABC del Día