La castración química: Un abordaje polémico en la prevención de la reincidencia delictiva sexual - N Digital
ActualidadfacebookNacionalesNuria: Investigación PeriodísticaPortadatwitter

La castración química: Un abordaje polémico en la prevención de la reincidencia delictiva sexual

Recientemente ha sido noticia que hay un proyecto de ley que plantea la castración quimica para ser aplicada a condenados por violación sexual en República Dominicana. Un tema controversial que tiene opiniones a favor y en contra.

En el procedimiento de castración química, al inhibirse la testosterona, el hombre va perdiendo el deseo sexual y la posibilidad de una erección disminuye mientras se mantiene el tratamiento.

La doctora Katia Fermín, cirujana Uróloga, explicó a N Investiga que cuando se habla de castración por lo general las personas piensan que es que le van a quitar los testículos, pero esto sería con la quirúrgica, química es un medicamento que hace el mismo efecto pero sin necesidad de cirugía.

Asimismo, el cirujano urólogo, doctor José García, agregó que se colocan bloqueadores hormonales que se encarga de bloquear la testosterona, que es la hormona sexual masculina.

Es decir que se trata de un procedimiento prolongado, que para lograr efectos a largo plazo puede tardar por encima de los dos años y la posibilidad de eliminar las erecciones depende de cada paciente.

“No es lo mismo hacerle una castración a un paciente entre los 20 y 30 años que hacérselo a una persona entre los 50 y los 60 años. Ya su erección por la edad ha disminuido y el medicamento lo que va a hacer es aumentar la disminución”, agrega la doctora Fermín en entrevista con el programa N Investiga.

Este procedimiento actualmente se utiliza en República Dominicana para pacientes con cáncer de próstatas, para tratar las celulares malignas en el hombre, a través del bloqueo hormonal.

Pero en varios paises se aplica a personas que han cometido un delito sexual, tal es el caso de Corea del Sur, Rusia, Polonia algunos estados de Estados Unidos, España, donde se realiza de forma voluntaria para evitar que los internos vuelvan a delinquir cuando abandonan la cárcel. En el caso dominicano ya existe un proyecto de ley que plantea la castración quimica para condenados de violación.

Franklin Romero, senador por la provincia Duarte, explicó que este proyecto inició en la Cámara de Diputados con el diputado Jean Luis Rodríguez, y él como proponente, y que en aquel entonces no tuvo ningún efecto. “Nosotros sometimos la iniciativa de una forma obligatoria, pero no tuvo ningún efecto en la Cámara de Diputados. Ya luego nosotros, viendo lo que está sucediendo con el tema de las violaciones, principalmente a menores, a niños, niñas y adolescentes, pues decidimos asumirlo aquí en el Senado”.

 La propuesta busca incluir en el  Código penal la alternativa de la castración quimica voluntaria para que los condenados por violación no vuelvan a incurrir en ese delito.

“Esta persona después que son encontrada culpable, que tiene una sentencia firme, pueden optar por la castración química de forma voluntaria para que se pueda reducir su pena y ellos puedan readecuarse, readaptarse realmente a la sociedad respetando lo que son las leyes y respetando los derechos de los demás”, agregó Romero.

Las penas para estos casos pueden ser de entre 10 a 20 años y a quien opta por la castración quimica, pudiera reducirsele a la mitad. También propone que desde una sola reincidencia en este tipo de delitos, la castración sea de manera obligatoria, pues lo ve como una medida frente al alto número de violaciones que suceden en el país.

El senador dijo que solamente en el mes de mayo hubo 21 sentencias a personas violadores de niños “y la investigación que nosotros tenemos es que diario seis niños son violados”.

Pero esta opción, para algunos no es una solución para disminuir los casos de violaciones, pues con la castración no se eliminaría todo el problema.

 

“Realmente nos damos cuenta que la castración no va a hacer el efecto total, no va a cambiar la conducta. No tengo una erección, entonces utilizo un instrumento. Está violando igual”, explica la doctora Katia García Fermín.

 

Es por esto que hay sectores que se oponen a la castración como una medida para evitar los casos de violación, ya que significarían un alto costo para los Estados, pues, un tratamiento mensual promedio de bloqueo androgénico, puede costar 10 mil pesos por paciente y estos son tratamientos que hay que prolongarlos por muchos años para a la larga tener efectos algo inciertos frente a la reducción de reincidencia.

Para aceptar esta propuesta hay quienes plantean que la misma debe contar con un plan integral que incluya acompañamiento psicológico. El Senador Romero, dice que esto está previsto en la propuesta dominicana; “sabemos que no vamos a resolver el problema al 100%, pero se ha comprobado ya en los países donde se está utilizando que más de un 70% de personas que acuden al tratamiento, pues no reinciden en en este tipo de violaciones”.

 

En la castración quimica se necesitan aplicaciones periódicas al ser un tratamineto reversible, por lo que los especialistas no garantizan que luego de que el reo salga en libertad no vuelva a delinquir, entonces se necesitaría de su colaboración para reanudar el tratamiento.

El anteproyecto no estipula cómo se garantizaría la continuidad del tratamiento sino es por la  voluntad del sujeto, que muchas veces se retracta de recibir el tratamiento por las secuelas.

De acuerdo con la cirujana uróloga, García Fermín, dentro de las secuelas está el agrandamiento de las mamas, la ginecomastia, porque la mama le crecen y pueden incluso dolerle. Además, puede haber disminución de la densidad ósea, o sea, va a tener huesos débiles, va a sufrir de osteopenia y puede sufrir de osteoporosis, puede tener patologías cardiovasculares porque aumenta la grasa a nivel del cuerpo, se aumenta de peso, aumenta el perímetro abdominal.

“Esto puede causar que esa grasa se deposite en los vasos sanguíneos y causar obstrucción por esa grasa, y entonces tener trastornos cardiovasculares también está relacionado a la depresión con el uso prolongado”, agregó.

 Por estas variables, en un posible reglamento de llegar esta propuesta a ser ley, debe tomarse en consideración las garantias de la permanencia en el tratamiento, el seguimiento al mismo, el trabajo sicologico para mejorar la conducta patologica del paciente, porque para evitar los casos de violación, con la castración quimica parece que no sería suficiente.

 

Noticas de Interés
ActualidadfacebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Jonás Alfonso y un sistema educativo que da la espalda a los niños con discapacidad

ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitterÚltimas Noticias

Estructura mafiosa rusa comanda venta ilegal de medicamentos en RD

facebookNacionalesPortadatwitterÚltimas Noticias

¿Centro Psicopedagógico del MINERD apunto desaparecer?

ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitterÚltimas Noticias

Una campaña electoral menos violenta, con más controles y con madurez por parte de candidatos

Subscríbete al ABC del Día